Xuban Errazkin certifica el billete de España para el Tour de l’Avenir

Esta semana se decidía el futuro de la selección española sub23 para lo que restaba de temporada. Pese a llegar a la Course de la Paix sin haber sumado puntos en las anteriores citas de la UCI Nation’s Cup, el combinado nacional aún tenía opciones de meterse en las 15 primeras plazas y lograr un billete para el Tour de l’Avenir. Contando con dos corredores que actualmente militan en equipos profesionales, la principal baza ha sido Xuban Errazkin, segundo clasificación de la montaña, segundo en dos etapas y 4º en la general final.

Su andadura por tierras checas comenzó con un 54º puesto en el prólogo inicial, a 9″ del ganador Rasmus Tiller (Noruega) y como segundo mejor español -el primero, David González-. En palabras del guipuzcoano, fue “una jornada para hacerlo a tope” en los apenas dos kilómetros que se debían cubrir. Superado este primer obstáculo, llegaba la segunda etapa entre Jesenik y Rymarov, en la que la victoria fue para Samuele Battistella (Italia) desde la fuga, con Xavier Cañellas 8º y Xuban Errazkin 34º, ambos dentro del pelotón.

Era una etapa para el sprint y yo puntué en la montaña. Fui primero en la primera subida y luego segundo (primero del pelotón) en el resto. Al final, en un parón se fueron cinco corredores y la selección optó por Cañellas, que hizo Top10, así que bien.

Antes de la carrera, no estaba claro quien sería el jefe de filas de España en la montaña, con Ibai Azurmendi y el propio Xuban Errazkin como grandes escaladores dentro de los seleccionados. La duda se resolvió en la tercera jornada, la etapa reina de la carrera. Siguiendo el modelo de los últimos años, se debían recorrer 151 kilómetros entre Krnov y el final en alto de Dlouhe Strane. En esta ocasión, Xuban Errazkin fue la punta de lanza, consiguiendo un 2º puesto en la etapa por detrás de Marc Hirschi (Suiza), manteniendo el liderato de la montaña y colocándose 4º en la general.

Los 100 primeros kilómetros se ha ido muy lento, pero la última hora ha sido ‘a tope’. En la última subida, hemos visto que la gente sufría y se ha puesto a tirar Ibai Azurmendi, que lo ha dado todo. A falta de dos kilómetros ha saltado Hirschi y le he podido seguir. Había una curva muy cerca de meta, él ha entrado primero y ha sido imposible pasarle.

Para cerrar la ronda checa, llegaba una etapa rompepiernas en Jesenik, de 158 kilómetros. Mientras que la victoria se la llevó para Tadej Pogacar (Eslovenia) en solitario, Xuban Errazkin volvió a ser el mejor español y subió de nuevo al podio como segundo clasificado de la etapa. Teniendo en cuenta todos los resultados ocurridos en esta Course de la Paix, el guipuzcoano ha sido el máximo exponente del combinado nacional, además de quien más puntos ha recogido para ayudar a la selección a lograr finalmente el billete -13º puesto en la Nation’s Cup- para el Tour de l’Avenir.

Ha hecho muy mal tiempo y hoy era un día con muchas pequeñas subidas. Ha sido una prueba de eliminación y yo he tenido un pequeño susto en la primera bajada. Antes de la subida final, me he quedado cortado al quitarme ropa y no sabía que había un escapado. En la subida final, me he ido en el último kilómetro y he celebrado sin saber que había uno delante.


Imagen destacada: Josef Vaishar/Cycling.photography

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook