Wout van Aert no deja a nadie indiferente en su estreno en las piedras

Muchos se ilusionaron con su presencia en la lista de inscritos. Es una de las grandes promesas del ciclismo internacional y esta era su primera gran clásica de adoquines. Sí, estamos hablando de la presencia de Wout van Aert (Verandas Willems-Crelan) en la pasada Omloop Het Nieuwsblad. Relegado finalmente a la 32ª plaza en el apresurado sprint del grupo principal, se dejo ver en el corte del que salió el ganador del día. Su reacción no se hizo esperar, congratulándose por lo realizado:

No me lo esperaba. Creía que esta carrera llegaría muy pronto después de la temporada de CX. Buscaba hacer una buena carrera y prepararme para las siguientes, pero parece que el estado de forma aún es bueno y he llevado bien la transición.

El siguiente paso del belga de 23 años, tricampeón del mundo de ciclocross, será la Strade Bianche. Con previsión de lluvia y un recorrido no excesivamente largo, las opciones de estar en los puestos cabeceros aumentan para Wout van Aert. Sin embargo, el aún no piensa en realizar grandes actuaciones y manda la presión hacia corredores más consagrados. Pese a ello, sabe que muchas miradas estarán puestas sobre él, aunque haberse acostumbrado de sus periplos en el barro:

Es una carrera con mucho desnivel acumulado y hay varios buenos escaladores entre los inscritos. Es una carrera difícil, pero estoy contento de estar en la salida. Estoy deseando que llegué, al igual que deseo que lleguen todas y cada una de las carreras primaverales.

La sorpresa por su buen hacer tampoco la encontramos en la dirección de su equipo. Si en la temporada invernal tiene a su lado a un doble campeón del mundo como Niels Albert, en sus intentos de demostrar su valía en la carretera estará apoyado por Nick Nuyens. Ganador del Tour de Flandes en 2011, con un final similar a esta carrera, sabe del potencial que tiene su joven pupilo. Eso le alegra, más aún teniendo en cuenta que durante la pasada primavera el maillot del equipo -por entonces negro- pasó desapercibido:

Estamos muy satisfechos, sobre todo por como lo ha conseguido. Ha tenido mala suerte en un momento crucial con un pinchazo, pero el equipo le ha llevado de vuelta al pelotón. Él es bueno en cuanto a colocación y ha sido capaz de seguir a los más fuertes. Ha sido bonito.

Entre los halagos que llegaron al equipo ProContinental bega, destacan los de Tom Boonen. La leyenda belga en este tipo de carreras siguió la carrera desde el autobús del equipo, atrayendo la atención desde un primer momento. Sin embargo, la presencia en carrera de Wout van Aert hizó que los focos no miraran tanto hacia él. Preguntado acerca del rendimiento de su compatriota, aseguró que “la victoria era posible, pero había 10 ciclistas en ese grupo con las mismas opciones”.


Fuente: Cyclingnews

Imagen destacada: Belga

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook