Wout van Aert estará en la Paris-Roubaix

Mucho tiempo ha circulado el rumor de la posible participación de Wout van Aert en la Paris-Roubaix de este año. Ya desde el año pasado, el corredor cambiaba su preparación para la temporada de ciclo-cross, su mejor especialidad en la que es campeón del mundo. El belga participaba en carreras de carretera como el Eneco Tour, haciendo un claro guiño a la Roubaix para optar a la invitación de su equipo en la prueba.

Esta preparación distinta a podido provocar su irregular rendimiento este año en ciclo-cross. Su gran rival, Mathieu Van der Poel, le ha ganado la partida en todos los trofeos del año por ahora. La gran esperanza de Van Aert es el campeonato del mundo. Este se celebra el día 4 de febrero en Valkenburg. Hasta este lugar, se ha desplazado Van Aert para realizar una preparación específica para la prueba en la que liderará, un año más, a la selección belga.

Ha sido en este lugar, donde ha conocido que estará en la mítica prueba de los adoquines en primavera. El belga no ha mostrado más que satisfacción y alivio viendo que sus esfuerzos y los de su equipo han dado resultado.

Es aliviador y a la vez genial que la ASO nos de la oportunidad de correr. Puede no parecer evidente, pero he sacrificado parte de mi temporada (en CX) para estar en Roubaix asique solo puedo agradecer esta invitación. Tanto yo como el equipo hemos trabajado duro y daremos lo mejor de nosotros en la carrera, pero, por ahora, estoy centrado en el objetivo de la semana que viene, el mundial.

El joven belga también ha confirmado su participación en la Dwars door Vlaanderen, como preparación para el infierno del norte. De esta manera, se confirman todos los rumores que situaban a Van Aert en la carretera esta misma primavera. Sin duda, será uno de los focos de atención de la carrera con la duda en el aire de cual puede ser su rendimiento una vez terminada la temporada de ciclo-cross.

Lo que si sabemos es que la motivación del corredor es la máxima. Al día siguiente de conocer su invitación y con el mundial de ciclo-cross en mente, el corredor ha realizado un par de entrenamientos en la zona de Valkeburg con resultados llamativos. Pasando por tramos de la Amstel Gold Race en segmentos como Gulpenerberg-Kruisberg-Eyserbosweg o Kruisberg-Eyserbos-Fromberg-Keutenberg ha logrado los segundos mejores registros de siempre. El belga tiene hambre y sus dos próximos objetivos son ambiciosos para alguien que es dos veces campeón del mundo con tan solo 23 años. El talento es evidente y la dificultad también. ¿Hasta dónde podrá llegar Van Aert en estas pruebas?

 

Fuente. Nieuwsblad

Imagen. Flickr

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Comentários no Facebook