Vincenzo Nibali será operado de su vértebra fracturada

Ha pasado ya una semana desde que la imprudencia -se supone que sin mala intención- por parte de uno de los espectadores que se agolpaban en Alpe d’Huez terminara con Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) en el suelo. Desde un primer momento, los gestos de dolor del italiano fueron evidentes. Pese a ello, fue capaz de acabar la etapa antes de que se confirmara que se había fracturado la décima vertebra torácica, de la que será operado según se ha conocido en las últimas horas.

Tras consultar al cuerpo médico de Bahrain-Merida, tanto el ‘staff’ como el corredor han pensado que la mejor solución es realizar una vertebroplatia percutánea.

En un escueto comunicado emitido por su equipo, los peores presagios se hacen realidad y ‘Lo Squalo’ pasará por quirófano a lo largo de la próxima semana. Sobre el papel, no es una intervención especialmente complicada y su tiempo de recuperación no debería variar en gran medida. De esta forma, al menos por el momento, parece que su participación en La Vuelta aún está dentro de los planes. Unos planes que, como ya es sabido desde hace tiempo, culminan con un nuevo pico de forma en el Mundial de Innsbruck-Tirol.

El incidente en el que se vio envuelto Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) ha sido el más sonado debido a sus consecuencias, pero no ha sido el único. Durante esa misma etapa, Chris Froome (Sky) sufrió un intento de agresión por parte de un aficionado. Este martes, el pelotón se vio envuelto en un enfrentamiento entre agricultores que estaban en huelga y gendarmes que llegaron a usar gas pimienta. Por último, volviendo a Froome (Sky), ayer fue empujado por un gendarme que le confundió con un cicloturista tras la etapa.


Fuente: Bahrain-Merida

Imagen destacada: BettiniPhoto / Bahrain-Merida

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook