Vincenzo Nibali reconoce la etapa del pavé del próximo Tour

La etapa nueve de la Grande Boucle, la que ya hace tiempo que provoca fuertes dolores de cabeza en varios directores de equipo -quizás el que más el del Movistar Team (Eusebio Únzue) ya que tendrá 3 líderes en carrera y es probable que alguno de sus ciclistas importantes quede aislado-, se presenta como decisiva ya que tendrá 15 sectores de pavé, para un total de 21.7 km sobre las piedras del norte de Francia.

Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) parece que quiere arriesgar en esta etapa e intentar sacar el máximo de ventaja respeto a los otros favoritos. Seguramente, Lo Squalo tiene en mente el Tour de 2014, en el cual consiguió sacar más de 2′ al resto de favoritos en una etapa de adoquines que no era tan dura como la de la presenta edición. Además, que se presente a mitad de la carrera -en el 2014 fue la quinta- puede provocar que algunos equipos tengan ciclistas mermados que no puedan poder ayudar a sus líderes.

El italiano, que ya ha demostrado ir fuerte sobre la superficie del Tour de Flandes, hizo el pasado lunes el primer reconocimiento sobre el terreno acompañado de Franco Pelizzoti. Posteriormente, explicó sus sensaciones:

Comparado con 2014 y 2015, he encontrado algunos sectores más peligrosos. Y aún lo serán más si llueve. En algunos había mucha agua y en los laterales barro. Será, sin ningún tipo de duda, una etapa muy importante. Tan pronto como mi calendario me permita quiero volver a hacer otro reconocimiento.

El flamante ganador de la Milano-Sanremo parece que está realizando una metamorfosis para el primer tramo del año y se esta convirtiendo en un excelente clasicómano que sabe moverse de lejos y con calidad suficiente para colgarse victorias. Ahora, su siguiente objetivo principal es llegar de amarillo a los Campos Elíseos de París.


Fuente: Cyclingnews

Imagen destacada: Tim de Waele

Sprint Final. Arnau Soler i Sales.

Comentários no Facebook