A Rigoberto Urán sólo le faltó un ataque

2014 y 2013 eran las fechas favoritas para Rigoberto Urán. Ese ciclista colombiano que hace unos años, sorprendía al mundo del ciclismo con tan sólo 26 años quedando segundo en una Gran Vuelta por detrás de Vincenzo Nibali en aquel Giro d`Italia 2013. Al año siguiente, repetiría dicha hazaña sólo superado por un emergente Nairo Quintana que comenzaba a prometer guerra a los grandes capos del pelotón internacional. A partir de entonces, Rigoberto Urán desapareció de la faz de los top 10 de las clasificaciones generales, a excepción del Giro d`Italia de 2016 donde acabó 7º. El chapetón parecía haber cambiado.

Tras dos años “desaparecido” en las Grandes Vueltas, Rigo ha vuelto con la mejor versión que cabe de él. Así lo hemos visto a lo largo del Tour de Francia 2017 donde el colombiano de 30 años ha ganado una etapa y acabado 2º en la general de la ronda francesa. ¡Increíble labor del colombiano!

Su manera de conseguir dichos logros se resumen en dos palabras: experiencia y conservadurismo. Así es, Rigo ha tenido las mejores piernas de toda su vida, en eso estamos todos de acuerdo. Él sabedor de esto, ha querido jugar con experiencia y buscar en todo momento el movimiento que hiciera Chris Froome (Team Sky), lo que viene siendo seguir la rueda de un ciclista. Y así ha sido como Rigo ha jugado y le ha salido a la perfección; 2º en la general y etapa. Da igual como se haya logrado, él es el segundo mejor ciclista en este Tour de Francia.

Si bien es cierto que los aficionados a este deporte le increpan que no haya intentado al menos un ataque para probar a Chris Froome, nosotros sí vemos normal que el ciclista del Cannondale Drapac no haya querido hacerlo y se haya limitado a ser conservador: recordemos que Rigo en el Tour jamás ha tenido un podio y, por ello, este resultado le satisface muchísimo. Él sabe lo difícil que es llegar hasta allí y hacer un “todo o nada” es una apuesta muy arriesgada que él no iba a llevar a cabo. Por ello es comprensible la actitud que tuvo en carrera y que le fue a la perfección -es el ciclista que más cerca se ha quedado de ganar a Chris Froome, a menos de un minuto-.

Así pues, si bien es cierto que podría haber intentado mover la carrera para molestar a Froome, podemos decir que es comprensible la actitud llevada acabo por Urán quien ha preferido ser conservador y pensar en el podio final en París que arriesgar y salirse del mismo. Ya saben lo que suelen decir: “Más vale pájaro en mano, que cien volando”.


Sprint Final. Diego Vos (@diegovos_)

Foto: CNN

 

Diego Vos Trespalacios

@diegovos_ en twitter. Apasionado de este deporte, el ciclismo. Con grandes ilusiones y un camino por recorrer. Luchando por hacer grande este proyecto tan bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.