Una etapa de 65 kilómetros en el Tour de Francia 2018 ¿Decisión correcta?

El pasado martes 17 de octubre se conocía el recorrido del próximo Tour de Francia 2018. Una ronda gala que intenta romper con los esquemas, pero que a su vez, pretende mantener ese sabor a clásico Tour de Francia de antaño con su tradicional llegada a París, la ascensión al Alpe d`Huez o su etapa en Pau. Un recorrido que invita a la agresividad y al espectáculo en montaña por parte de los grandes escaladores del mundo. Esa es la clara intención de su señor Christian Prudhomme, dueño y señor de la que es la mayor carrera del mundo en cuanto a repercusión se refiere.

Ya había rumores pero el martes se confirmaba, el Tour tendría una etapa de 65 kilómetros de los cuales 31 serían ascendiendo. Una etapa corta de altísima montaña que discurrirá por los Pirineos, con la meta situada en lo alto del Col de Portet, una llegada inédita. Dicha etapa tendrá lugar el 25 de julio convirtiéndose en la 17ª etapa, a cuatro de la conclusión, siendo así una jornada que decidirá mucho. Ataques, nervios y pájaras podrían ser la tónica del día.

(Perfil realizado por La Flamme Rouge)

En plena tercera semana han situado esta etapa de locos. Todo comenzará en Peyragudes -14,9 km al 6,7% (1.645 m)-, seguido del Val Louron Azet -7,4 km al 8,3% (1.590 m)-y concluirá en el Col de Portet, “un Tourmalet bis” como definió el propio director del Tour. 16 kilómetros con una pendiente media del 8,7% acabando a 2.215 metros de altitud. Muchos han sido los encargados de avivar el debate sobre si la decisión de incluir una etapa tan corta y montañosa es ciclismo o no. Muchos son los que alegan a que en este deporte, lo que se busca es la resistencia y no la explosividad. Que es una etapa para juniors o que ocurrirá lo mismo que en cualquier otra etapa: Sky dominando la carrera con su tradicional tren.

Otros, los no puristas, alegan una renovación del ciclismo, espectáculo puro y que no es cuestión de resistencia, sino de la actitud de los ciclistas. Ellos son los que hacen duras las carreras, y no es el puerto el que lo hace. Declaraciones que han llegado de hombres como Alberto Contador, Chris Froome y Thibaut Pinot. A continuación dejamos sus declaraciones acerca del tema mencionado.

Chris Froome: “Con 40 kilómetros de subida, va a ser una etapa que meterá presión a los líderes desde el kilómetro cero. Creo que la altura, combinada con esa distancia tan corta puede provocar diferencias importantes.”

Alberto Contador: “Son etapas espectaculares que invitan a romper el bloque y eso lo hace especialmente atractiva.”

Thibaut Pinot: “Creo que es buena etapa. Muchas veces disputamos largas etapas de montaña donde no ocurre nada, pero esta es corta y muy dura. Para nosotros los ciclistas, y especialmente los escaladores, estamos contentos de tener etapas así. Seguro que habrá espectáculo y el público lo disfrutará.”

También han hablado aficionados y reconocidos periodistas de este deporte tan bonito:

 

Como podéis ver, opiniones de diversos colores. Lo que realmente importará será el día 25 de julio, lo que quieran los ciclistas. Si ellos deciden mover la carrera y ser agresivos, la organización del Tour habrá triunfado. Si por el contrario el Sky decide poner su ritmo ya tradicional, será un fracaso total. ¿Vosotros qué pensáis?


Imagen destacada: Philippe Lopez

Sprint Final. Diego Vos (@diegovos_)

Diego Vos Trespalacios

@diegovos_ en twitter. Apasionado de este deporte, el ciclismo. Con grandes ilusiones y un camino por recorrer. Luchando por hacer grande este proyecto tan bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.