La Dwars door Vlaanderen ya tiene recorrido para 2018

Ya ha sido presentado el trazado de la clásica belga, conocida como A Través de Flandes, con nuevo calendario para el año que viene. Y es que la novedad, es la tónica general de la carrera para la temporada 2018. Si en este año han estrenado la categoría World Tour, el año que viene la carrera se encuadra en una nueva fecha y con un recorrido muy distinto al de los últimos años.

La presión para los organizadores el año pasado era máxima. Una carrera marginada hace tiempo en el calendario de los grandes clasicómanos, que en los últimos años había recobrado fuerza hasta alcanzar la máxima categoría UCI. Con ello todas las miradas puestas en la edición que contaba con una buena participación. La carrera resultó espectacular logrando Quick-Step Floors un doblete con Yves Lampaert y Philippe Gilbert tras un gran movimiento de ambos. Lampaert lanzaba un ataque en el grupo de cabeza donde Gilbert, astutamente situado en segunda posición, cortó el grupo y permitió a su compañero tomar los metros de ventaja que necesitaba para marcharse en solitario.

Este año, la carrera ha conseguido un objetivo más de los planteados por sus responsables. Su fecha ha sido modificada. Se ha trasladado el evento al miércoles anterior al Tour de Flandes. Con ello, los corredores completarán tres grandes clásicas UWT en Flandes en una semana. A las ya mencionadas se une La Gent-Wavelgem, la última de las tres en celebrarse. Un hecho histórico para la zona que vivirá una semana apasionante del ciclismo con esencia belga que tanto emociona.

Además, Flanders Classics, organizador del evento, ha trabajado duro para desmarcarse del Tour de Flandes en busca de una identidad propia. Afirman que no desean que la Dwars door Vlaanderen, se convierta en un ‘mini Tour de Flandes’, sino en una carrera importante en sí, que forme parte de un tríptico de Flandes de una semana apasionante.

Es por ello, que el recorrido de este año no cuenta con las famosas cotas adoquinadas de Oude Kwaremont y Paterberg. Siendo las cotas más importantes de la carrera del sábado, la DDV dará immportancia a otras cotas que actuarán como platos fuertes del evento. En concreto, toman importancia el Kluisberg y la Côte de Trieu. La primera se pasará en dos ocasiones y la segunda en hasta tres. En total serán doce cotas y tres tramos de pavé con 181,5 kilómetros de carrera.

La organización ha buscado con este planteamiento dos objetivos. Qué el espectáculo esté asegurado y que la carrera se rompa mucho antes que antaño, cuando los favoritos casi siempre han esperado al Kwaremont para lanzar sus ataques.

Patrick Lefevere, director de Quick-Step Floors, ha dado su bendición a la organización tanto por el cambio de recorrido como de calendario. Afirma que es una sabia decisión la de recortar el kilometraje de la prueba y que su situación ahora en el calendario es idílica.

Es cierto que 181 kilómetros pueden parecer a priori pocos para una clásica. Sin embargo, por su encuadre en el calendario con el Tour de Flandes tres días después y Gent-Wavelgem la semana siguiente, los corredores podrían decidir no acudir a la prueba por miedo a sobrecarga de competición. Por ello, reducir tanto el kilometraje como el número de cotas a superar es una idea inteligente y que no tiene ni debe restar espectáculo. El planteamiento de una clásica más corta con hasta doce puede permitir a los ciclistas sacar su lado más descarado buscando ataques lejanos y movimientos inesperados.

 

Imagen. www.ddvl.eu

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

 

Comentários no Facebook