Siguen los problemas con las motos en carrera

Las motos siguen dando guerra. Pese a los esfuerzos de la UCI, nuevo reglamento para los vehiculos en carrera inclusive, los problemas con las motos en carrera siguen apareciendo. Pese a que esta vez no tenemos que lamentar ninguna lesión o fallecimiento por culpa de una de ellas, las críticas llegan por la posible alteración de carreras. Todo esto se debe a que en la última semana se han producido varios incidentes en los que las motos de televisión han podido facilitar un tras-moto involuntario a los contendientes.

Dan Martin (QuickStep Floors) fue quien abrió la veda de las quejas, subiendo una foto a Twitter en la que aparecían los dos escapados del día en el Tour de Omán rodando tras una moto. Pocos días más tarde, André Greipel era quien se quejaba, tras un incidente producido en la crono de la Volta ao Algarve disputada el viernes. El corredor de Lotto-Soudal publicaba un tweet incluyendo una foto del nuevo líder -y a la postre ganador- Primoz Roglic (LottoNL-Jumbo) acoplado en su bici inmediatamente detrás de una moto de carrera.

Pese a que el alemán quitaba todo tipo de culpa sobre el esloveno -según él, “cualquier ciclista hubiera hecho lo mismo”-, su indignación con la UCI quedaba clara. El último episodio de todo este problema ocurrió de nuevo en la prueba lusa. Según afirmaba su compañero Sep Vanmarcke (Cannondale-Dapac), Ryan Mullen había sido cazado por el pelotón a falta de 1.5 km de meta gracias a la ayuda de las motos. En palabras del belga, estas habían estado marcando el ritmo delante del pelotón durante más de 50 kilómetros.

En definitiva, y como ya hemos dicho al comienzo, las motos siguen dando guerra. Parece un asunto que no termina de solucionarse. Cuando no hay accidentes involucrando a ciclistas, ocurren cosas como esta. Por ello, la UCI debe dar un paso al frente. No vale con cambiar reglamentos o multar a los infractores de sus nuevas reglas. Es necesario que quien vaya encima de este vehiculo motorizado sea un profesional.

Para ello, sería conveniente que tanto el máximo ente del ciclismo mundial como las federaciones nacionales y organizadores desarrollen cursos para educar de alguna manera a todo el personal, con el fin de evitar que las pruebas ciclistas dejen de ser alteradas por su culpa. Un problema -antiguamente con viajes en coche o en tren de los corredores- que sigue vivo más de 100 años después de su gestación.

Fuente: Cyclingnews y Twitter [Dan Martin (@DanMartin86) de André Greipel (@AndreGreipel) y Ryan Mullen (@ryanmullen9)]

Imagen destacada: Twitter oficial de Dan Martin (@DanMartin86)

Sprint Final. Eriz Fraile (@TxoriTorete1197)

Comentários no Facebook