Se reabre el debate: ¿Frenos de disco sí o frenos de disco no?

Parecía que el debate sobre los frenos de disco en las bicis de carretera estaba cerrado gracias a la prohibición del uso de estos por parte de la UCI. Pero todo cambio cuando recibimos la noticia de que dichos frenos se podían volver a utilizar a partir de enero de este año.

En esta misma campaña hemos visto como equipos como QuickStep Floors o Bora-Hansgrohe -ambos con bicicletas Specialized- montaba en la parte final de sus horquillas estos frenos de disco. Marcel Kittel dejo de usarlos en mitad del Abu Dhabi Tour después del gran revuelo que se generó tras su caída junto a un ciclista del Sky, Owain Doull.

El británico describía como un cuchillo letal, había traspasado su zapato. Sobre este tema, ha hablado Nairo Quintana, un peso pesado del pelotón y ha sido muy conciso con sus palabras.

No hay problema con los frenos que utilizamos ahora, funcionan perfectamente. Nadie nunca ha tenido ninguna queja. Estos, son más ligeros y te dan una mejor sensación.

Tampoco se mordió la lengua otro veterano del ciclismo, Adam Hansen quien ha ido mucho mas allá con sus declaraciones. Cabe destacar que el australiano, de 35 años, es una de las cabezas visibles como mediador siempre que hay algún conflicto en el pelotón.

La UCI no cambiará nada hasta que nadie pierda la vida, un hecho que ocurrirá en poco tiempo.

A todo esto, la CPA (en inglés, la asociación de ciclistas del pelotón) ha manifestado su total desacuerdo de la mano de su presidente, el exciclista Gianni Bugno. Estos, no han pedido a la Unión Ciclista Internacional la vuelta a la bici de los discos, sino el consenso de la utilización de ellos. Es decir, establecer un calendario de carreras donde poder utilizarlos, y con una especie de cubierta para guardar la cuchilla. Fausto Pinarello, fundador de la casa Pinarello, ponía encima de la mesa el factor económico.

Las grandes marcas quieren presionar a la gente hacia los frenos de disco porque ese es el camino en el que hay menos posibilidades de diseños de bici y así poder dominar aun más el mercado. Si todos usan disco, es más fácil para ellos.

También tenemos lo que ha argumentado en su discurso con los medios, David Chassot, el secretario de la ACP. El suizo recalca la idea del resto de implicados, buscando primero la seguridad de los ciclistas que compitan en pruebas en las que se usen este tipo de instrumentos.

Ya hemos tenido discusiones con la UCI. Estamos en la misma mesa que los equipos y la industria. Pero obviamente, no tenemos las mismas ideas. La única preocupación que tenemos es la seguridad de los corredores. Si hay una montonera, puede que sea demasiado tarde.

Así pues, volviendo al principio, tendremos otra vez un gran debate entre los que son partidarios al disco y los que no. Es verdad que la seguridad  de los corredores debe primar ante todo, y que en la carretera no es necesario tanta precisión en la frenada. Pero ya sabemos que cuando la tecnología se encabrita en avanzar, nosotros debemos acoplarnos a ellos.

¿Será posible llegar a algún tipo de consenso entre corredores y industria? Veremos en los próximos meses que ocurrirá.

Fuente: Cyclingnews

Imagen destacada: Tim de Waele

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.