Se presenta una renovada Paris-Nice 2018

Ayer fue el día grande de las presentaciones por parte de ASO. Con la temporada aún por comenzar, anunciaba de una sola vez los equipos invitados a sus tres grandes pruebas por etapas: Paris-Nice, Critérium du Dauphiné y Tour de Francia. Sin haber pasado ni siquiera 24 horas de este anuncio, los organizadores franceses han realizado el acto de presentación de la primera de ellas, Paris-Nice, que se disputará del 4 al 11 de marzo. A grandes rasgos, no habrá muchos cambios, si bien pequeños detalles hacen que sea un recorrido novedoso.

Para la primera jornada, se ha preparado una jornada corta -de 135 kilómetros- que unirá Chatou y Meudon. Sin información oficial en cuanto al recorrido exacto, los distintos rumores apuntan a un final para puncheurs, con la Côte des Gardes -1.9 km al 6%- en la parte final. Tras este complicado final, se comenzará a viajar al sur durante el segundo día, con un parcial entre Orsonville y Vierzon. Con casi 190 kilómetros -llanos- desde la organización apuntan a la posibilidad de abanicos que rompan la carrera.

La tercera etapa será -en caso de haber habido alguna antes- una nueva oportunidad para los velocistas, tras recorrer los 195 kilómetros que unen Bourges y Châtel Guyon. A mitad de carrera, en el 4º día de competición, ASO ha colocado la única crono de la carrera entre La Fouillouse y Saint Ettiene. Será individual, de 18 kilómetros y con una cota -1 km al 7%- a falta de 4 kilómetros. Y todo esto, antes de otras 4 etapas que deben decidir la carrera.

Para abrir boca, y aunque tampoco se conoce el recorrido exacto, una nueva etapa pestosa entre Salon de Provence y Sisteron. Sobre sus 163 kilómetros, cercanos a la cordillera alpina, se esperan varias dificultades, entre ellas un circuito final con la Côte de la Marquise. Al igual que hará el Tour de Francia, la Paris-Nice también contará con una etapa catalogable como “mini-Lieja”, en este caso la 5ª. Con 188 kilómetros de recorrido, pasarán un total de 6 cotas puntuables, destacando la dura Côte de la Colle sur Loup -1.8 km al 10%- a menos de 10 kilómetros de la llegada a Vence.

Como etapa reina de esta edición, aparece la 7ª jornada, que une Niza con el final en alto de Valdeblore La Colmiane. Al contrario que en las últimas ediciones, será una etapa relativamente unipuerto, con la última ascensión -16.3 km al 6.2%- como único puerto de entidad. Tras esto, etapa final con salida y meta en Niza. Con varios cambios en la etapa final, este año habrá un falso llano tras la Côte de Peille -6.5 km al 6.9%- que desembocará en el Col d’Eze -1.6 km al 8.1%-. Tras un descenso a Niza, se estrenará Quatre Chemins -5.5 km al 5.5%-, llegando a meta tras su bajada.

En cuanto a modificaciones más institucionales, merece la pena centrarse en dos de ellas. Por un lado, Thomas Voeckler actuará como embajador de La Course au Soleil, en el que será su primer trabajo para ASO tras su retirada. Por otro lado, en relación a los maillots de líder, solamente hay un pequeño cambio, pero novedoso tras muchos años con un diseño inalterado. De forma similar al Critérium du Dauphiné y para diferenciarse del Tour de Francia, se ha decidido introducir en el maillot de líder una banda horizontal en el pecho, en este caso blanca.


Fuente: Paris-Nice/ASO y Le Grupetto

Imagen destacada: Paris-Nice/ASO

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook