Ronde van Vlaanderen – Niki Terpstra se erige como rey del adoquín de Flandes

Domingo de Pascua. O lo que es lo mismo este año en Bélgica, día de peregrinación a cualquiera de los incontables bergs adoquinados de Flandes. Un año más, y con esta ya van 102 ediciones, este primer domingo de abril se ha disputado la Ronde van Vlaanderen. La salida, en Antwerpen; la llegada, en Oudenaarde. Entre medias, 256 kilómetros con 18 cotas -diez de ellos adoquinados- y cinco tramos llanos de pavé. Tras lanzar un ataque a falta de casi 30 kilómetros, Niki Terpstra (QuickStep Floors) se ha llevado su segundo ‘Monumento’.

Desde el banderazo de salida en las afueras de Antwerpen, los ataques por formar la fuga del día fueron la tónica general de la primera parte de la carrera. De manera sorprendente, se pasaba la primera hora de carrera -completando alrededor de 45 kilómetros- sin que se hubiera establecido la fuga. A lo largo de todo este tiempo, bajo un control férreo de QuickStep Floors, se produjeron varias caídas, dos de ellas involucrando sin consecuencias graves a Sep Vanmarcke (EF-Drapac).

Finalmente, habiendo recorrido alrededor de 70 kilómetros de carrera y antes de los dos primeros sectores de adoquín, se formaba la fuga del día: Iván García Cortina (Bahrain-Merida), Ryan Gibbons (Dimension Data), Pascal Eenkhorn (LottoNL-Jumbo), Filippo Ganna (UAE Team Emirates), Aime de Gendt (Sport Vlaanderen-Baloise), Michael Goolaerts (Verandas Willems-Crelan), Dimitri Peyskens (WB-AquaProtect-Veranclassic), Pim Ligthart (Roompot-Nederlandse Loterij), Floris Gerts (Roompot-Nederlandse Loterij), Marco Haller (Katusha-Alpecin) y Jimmy Turgis (Cofidis).

Una vez obtenido el beneplácito del pelotón, este grupo de aventureros llevó rápidamente su renta hasta los 5′ antes de llegar al primer paso por el Oude Kwaremont -km 121-. En esos primer esfuerzos, Floris Gerts (Roompot-Nederlandse Loterij) era el primero en quedarse cortado de la fuga. Por su parte, Groupama-FDJ colocaba a varios corredores al frente del pelotón antes del traslado hacía Geraardsbergen para afrontar la temida subida al Kapelmuur -km 170-.

En la parte final de dicha aproximación, una caída numerosa parecía dejar sin opciones de victoria a Oliver Naesen (AG2R-La Mondiale). Por otro lado, en el muro más mítico de Flandes, Iván García Cortina (Bahrain-Merida) seleccionaba la fuga. Mientras tanto, QuickStep Floors hacía lo propio en el pelotón, aunque no tardaba mucho en haber reagrupamiento. Tras esto, y con numerosos ataques en el llano, se formaban diferentes grupos entre medias del pelotón y los fugados.

Uno de ellos, formado por cuatro ciclistas -Pedersen (TFS), van Emden (TLJ), Devriendt (WVA) y Weening (RNL)- lograba contactar con los fugados restantes y formaban un grupo cabecero de doce unidades al paso por el Pottleberg -km 189-. Por su parte, la tranquilidad se apoderaba del pelotón -que estaba a apenas 30″- y Oliver Naesen (AG2R-La Mondiale) regresaba al grupo. La siguiente cota -Kanarieberg; km 195- marcaba el fin de la escapada, a excepción de García Cortina (TBM) y Devriendt (WGG), que lograban una ventaja superior a 1’30”.

En el segundo paso por el Oude Kwaremont -km 211- se producía una nueva aceleración, que provocaba que el pelotón se quedase en apenas una veintena de corredores, aunque se reagrupaba de nuevo antes de comenzar el Paterberg -km 214-. Poco después, con una diferencia de 20″ entre fugados y pelotón, otros cuatro corredores llegaban a la cabeza de carrera: Langeveld (EF-Drapac), Cort Nielsen (Astana), Pedersen (Trek-Segafredo) y van Baarle (Sky).

Como se podía esperar, en el Koppenberg -km 221- el pelotón se rompía en mil pedazos, con todos los gallos delante; mientras que en cabeza de carrera ya solo aguantaban Pedersen (TFS), Langeveld (EFD) y van Baarle (SKY) con 30″ de ventaja. El siguiente movimiento era de Greg van Avermaet (BMC), que seguía seleccionando el grupo en el Taaienberg -km 229-, encendiendo la mecha para los siguientes kilómetros de la carrera, llenos de ataques.

Tras pasar el Kruisberg -km 240-, Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) y Niki Terpstra (QuickStep Floors) lograban dejar atrás al grupo de favoritos. En poco menos de 1 kilómetros, el neerlandés lograba también abrir hueco respecto a Lo Squalo. Con este panorama se llegaba al último paso por el Oude Kwaremont -km 250-, donde Niki Terpstra (QuickStep) llegaba a la cabeza de carrera y dejaba atrás a los líderes. Por su parte, Tiesj Benoot (Lotto-Soudal) y Sep Vanmarcke (EF-Drapac) se encargaban de encabezar a una decena de gallos a 40″.

En un durísimo ascenso al Paterberg -km 253-, Niki Terpstra (QuickStep Floors) mantenía la primera posición, con Mads Pedersen (Trek-Segafredo) a apenas 10″ y un atacante Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), que se iba en solitario, a 30″. Sin embargo, el eslovaco era absorbido por el resto de favoritos dentro de los últimos 10 kilómetros. Finalmente, Niki Tepstra (QuickStep Floors) alzaba los brazos victorioso en Oudenaarde. Por detrás, tras varios movimientos por detrás, completaron el podio Mads Pedersen (Trek-Segafredo) y Philippe Gilbert (QuickStep Floors).


CLASIFICACIÓN

  1. Niki Terpstra (QST)
  2. Mads Pedersen (TFS)
  3. Philippe Gilbert (QST)
  4. Michael Valgren (AST)
  5. Greg van Avermaet (BMC)
  6. Peter Sagan (BOH)
  7. Jasper Stuyven (TFS)
  8. Tiesj Benoot (LTS)
  9. Wout van Aert (VWC)
  10. Zdenek Stybar (QST)

Imagen destacada:

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook