Ronde van Vlaanderen (F) – Anna van der Breggen, exhibición en solitario

Antes que la prueba masculina se disputaba la versión femenina de esta gran clásica belga, dentro de los monumentos masculinos la carrera femenina con más tradición con más de 10 ediciones a sus espaldas. Casi 152 km con inicio y final en Oudenaarde esperaban a las corredoras con una dificultad in crescendo a lo largo de la prueba. Muur-Kapelmuur a unos 60 kilómetros de la llegada, Oude Kwaremont -2,2 km adoquinados al 4% a 16 km de la llegada- y Paterbeg -0.4 km adoquinados al 12,9% a 12 km de la llegada- serán las cotas adoquinadas más decisivas.

Anna van der Breggen venció en solitario tras atacar a 30 km de la llegada una vez finalizada la cota de Kruisberg/Hotond. Anna en todo momento estuvo atenta y aprovechó las típicas miradas posteriores a las cotas para lanzar su ataque definitivo. Por detrás su equipo controló fácilmente los posibles intentos de caza.

Durante primeros kilómetros hubo muchísimos intentos de escapada que no llegaron a buen puerto. De entre ellos destacó un grupo de 8 corredoras que no llegó a tener más de 15″. Tras un tímido intento de otras 15 corredoras finalmente fue Natalie van Gogh (Parkhotel Valkenburg) la protagonista de estos primeros kilómetros al obtener el permiso del gran grupo, pero por poco tiempo ya que estuvo comandando la carrera menos de 20 km. Llegó a tener casi 1 minuto de ventaja y fue absorbida a 87 km para la llegada.

Con el pelotón aún agrupado las corredoras del Canyon-SRAM intentaron poner un duro ritmo en el gran grupo de cara a endurecer la entrada al Muur. La campeona alemana en ruta Lisa Klein era la encargada del equipo en tirar con más ganas en ese tramo. El viento -no la lluvia ya que había parado de llover-, hizo que esa aceleración provocase pequeños cortes pero ninguno de gran importancia, hasta que llegó una caída masiva debido al suelo resbaladizo: entre las afectadas Roxane Fournier (FDJ Nouvelle Aquitaine Futuroscope) chocó contra una señal, mientras que Sheyla Gutiérrez (Cylance) -que marchaba a su lado- salió despedida del golpe. Esto hizo que la entrada al mencionado Muur-Kapelmuur llegase en cabeza un grupo de no más de 30 corredoras.

Sin ataques el grupo se quedó en 6 corredoras con Christine Majerus (Boels-Dolmans) al frente; el reSTo del grupo lo formaban Ellen Van Dijk (Sunweb), Lisa Brennauer (Wiggle High5), Katarzyna Niewiadoma (Canyon SRAM) y Jolien d’Hoore (Mitchelton-Scott). Sin acuerdo entre ellas, tras la dura cota se amplió muchísimo el grupo y aunque en un reagrupamiento de 20 corredoras el Mitchelton-Scott de Jolien d’Hoore parecía poner interés en que grupo marchara para adelante pronto cesaron de trabajar e hizo que el grupo se ampliase hasta las 50 corredoras aproximadamente. Primera selección hecha.

Teas muchos kilómetros de miradas y de tímidos intentos de organizar el pelotón, pro ejemplo por parte del Astana, se produjeron muchos ataques. Ninguno logró más que unos segundos testimoniales por lo que llegó una gran calma en la que las corredoras aprovecharon para comer y organizarse, e incluso algunas descolgadas  entrar en el pelotón. La tranquilidad provocó otra pequeña caída pero sin grandes consecuencias debido a la escapatoria de césped y a la pequeña velocidad que hizo que la mayoría de corredoras frenasen antes de caer.

En las cotas de nuevo pequeños cortes y en el terreno llano ataques, pero sin consecuencias, como mucho 10″ de ventaja. Tras la cota de Kruisberg/Hotond llegó la apuesta de Anna van der Breggen (Boels-Dolmans). La neerlandesa aprovechó la selección del grupo que se provocaba en las cotas para marcharse en solitario a 30 km del final; realizó su ataque al finalizar esa cota ya que solo había unas 10 corredoras que la podrían alcanzar en un primer instante. Aunque Ellen Van Dijk (Sunweb) intentó ir a por ella fue en vano y Anna pronto consiguió más de 1 minuto de ventaja.

El grupo de esa decena de corredoras fue absorbido por otro grupo más grande y juntas organizaron la persecución a 20 km de la llegada. En Oude Kwaremont fue Ashleigh Moolman (Cervélo-Bigla) la que atacó ante la pasividad de un pelotón que no imponía gran ritmo en la subida debido a que compañeras de Anna (Chantal Blaak y Amy Pieters) comandaban el grupo. Poco después, tras un duro ataque de Annemiek Van Vleuten (Mitchelton-Scott) el grupo perseguidor se amplió y además de Moolman y Van Vleuten se les unió Katarzyna Niewiadoma (Canyon SRAM) y Amy Pieters (Boels-Dolmans).

La presencia de Pieters era un lastre para el grupo por lo que pronto se amplió la ventaja hasta los 1′ 30″ e incluso llegaron más ciclistas desde atrás a falta de 2 km para la llegada con Anna segura de su victoria. Por detrás su compañera de equipos Amy Pieters encabezó el grupo perseguidor a más de 1 minuto con van Vleuten, tercera. La exbibición del Boels-Dolmans no acabó ahí con Blaak quinta y Megan Guarnier décima.

CLASIFICACIÓN

  1. Anna van der Breggen (DLT) 4h 08′ 42″
  2. Amy Pieters (DLT) + 1’08”
  3. Annemiek van Vleuten (MTS) m.t.
  4. Ashleigh Moolman (CBT) m.t.
  5. Chantal Blaak (DLT) m.t

Imagen destacada: Sporza/Ronde van Vlanderen

Sprint Final, Ibai Lara (@ibai_lara, @ibai_lara)

Comentários no Facebook