Así es el recorrido La Vuelta 2018

25 de agosto de 2018. Esta es la fecha de comienzo de la próxima edición de La Vuelta a España. La organización ha afrontado un enorme reto en el diseño de la misma. En él, han debido lidiar con la difícil tarea de igualar o incluso mejorar la pasada edición, que nos dejo muchos y muy buenos momentos para el recuerdo.Para ello, Javier Guillén y todo su equipo han apostado por mantener la filosofía de La Vuelta. En general, una carrera muy dura, mucho desnivel acumulado, numerosos finales en alto, puertos con cuestas imposibles, etapas llanas en zonas de posible viento…

Además, un año más, los sprinters tendrán complicado buscar victorias de etapa, por los pocos finales llanos y la dureza con la que cuentan varias de dichas etapas que pueden complicar el final en sprint masivo. En reglas generales, podríamos estructurar la carrera en tres grandes bloques. Estos estarían separados por los dos días de descanso con los que contará el evento. Cada uno contará con sus particularidades y características propias por las zonas que atraviesa, además, de las posibles ‘trampas’ que la organización suele buscar en zonas menos exploradas de la geografía española.

En el primer bloque encontramos hasta cinco etapas íntegras en Andalucía. La comunidad del sur marcará el inicio de La Vuelta y provocará las primeras diferencias en la general. La primera etapa, que abre la carrera, será un prólogo de 8 kilómetros en la ciudad de Málaga. Tras ello, cuatro etapas en línea con dos finales en alto y dos finales llanos pero con etapas duras que no facilitarán la tarea a los equipos de los sprinters. Como es habitual, ya desde la primera semana los corredores de la general se jugarán La Vuelta pudiendo, sobre todo, perder todas las opciones de victoria en un día de crisis.

En la sexta etapa, los corredores abandonarán Andalucía, dirigiéndose primero a Murcia y después atravesando Castilla-La Mancha, quedando a las puertas de la otra Castilla. Todo ello con tres etapas de final llano en el que el sprint podría complicarse, sobre todo, en las segunda de ellas, por la acumulación de puertos y los difíciles kilómetros finales. Cerrando este primer bloque, una nueva oportunidad para los hombres de la general que quieran aumentar su distancia con sus rivales o, por el contrario, reducirla. Final en alto, La Covatilla, antes del día de descanso, por lo que seguro que más de uno lo probará.Perfil

PerfilEn la segunda parte de la carrera, el noroeste de España será protagonista. Castilla y León, Galicia y Asturias acogerán seis etapas en las que cada territorio dejará su sello propio en la carrera. Los llanos de la meseta castellana, la alta montaña de la cordillera cantábrica y el continuo sube-baja de los terrenos gallegos estarán presentes en esta segunda semana. Nuevas oportunidades para los sprinters, que de nuevo tendrán que pelear duro si quieren ganar. Una preciosa etapa con final en la Ribeira Sacra, Luintra, que nos puede dejar muy buenos momentos.

Y, cerrando el bloque, el tríptico cántabro/castellano-leonés de montaña. Tres etapas de alta montaña con muchos metros de desnivel acumulados y que, al encadenarse, pueden suponer un gran desgaste para los ciclistas cuando aún restarán seis etapas más para la conclusión. La Camperona, el final inédito de Les Praeres y el siempre espectacular puerto de Los Lagos de Covadonga serán los finales de etapa de este primer gran bloque montañoso de la carrera.

PerfilPerfilEn el último bloque, la carrera se dirigirá al noreste de la península en busca de las últimas etapas que se disputarán en Andorra. Tras la penúltima etapa, traslado a Madrid, que un año más será el lugar donde concluya una nueva edición de La Vuelta. La montaña será la clara protagonista de una semana en la que los sprinters contarán con sus dos oportunidades de victoria más claras. Los finales en Lleida y Madrid son dos claros candidatos a albergar sendos finales resueltos al sprint.

La semana comenzará con una crono en tierras cántabras de perfil muy llano. Tras ello, y salvando las dos oportunidades de sprint ya mencionadas, la montaña determinará quién será el ganador final de la carrera. Final inédito en el Monte Oiz (Balcón de Bizkaia), etapa unipuerto con final en el Col de La Rabassa y la etapa en tierras andorranas que ha acaparado muchas miradas durante la presentación. La organización anunciaba ayer una gran sorpresa guardada y esta ha llegado en forma de etapa corta, explosiva y durísima en Andorra, que decidirá la carrera. Con esta etapa, La Vuelta se suma a la moda de este tipo de recorridos que tratan de evitar el control de la carrera.

Perfil

Perfil

Con esto, queda dibujado el recorrido de la próxima Vuelta a España. Un recorrido continuista con la tendencia de la carrera en los últimos años y que, como siempre, ha suscitado muchas alabanzas a la vez que críticas. Las primeras por presentar recorridos duros que impiden el ciclismo de control y más monótono que, parece, empieza a instaurarse en el ciclismo moderno. Las segundas por el abuso de finales en alto, la mala elección de puertos y momentos de colocación dentro de la carrera de ciertas etapas (como la de Andorra) y la falta de una definida etapa reina al no considerar el ‘experimento’ de Andorra como tal.


Perfiles: La Vuelta/Unipublic

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.