Tom Boonen y Peter Sagan, preparados para la Paris-Roubaix

Ayer Tom Boonen (QuickStep Floors) finalizaba su preparación para la cita más importante de ¿su carrera como ciclista profesional?. Esta cita, tendrá lugar el domingo, día al que se le vincula su fecha de caducidad como ciclista profesional. Hace menos de un año, Tommeke declaraba querer colgar la bicicleta en la carrera que tantas alegrías le ha dado, la cual es su carrera favorita: Paris-Roubaix.

Tom Boonen, preparado a conciencia para esta clásica y tercer monumento de la temporada 2017, correrá con una única ambición: ganar su quinta piedra y convertirse en el único ciclista en lograrlo y, por tanto, pasar a los libros de la historia del ciclismo. Ya lo declaraba Philippe Gilbert: “tendremos un equipo que se dedicará a apoyarle en carrera”.

El objetivo del belga -que al final no correrá-, será el mismo que el del QuickStep Floors: que Boonen alce los brazos en el velódromo más famoso del ciclismo de carretera. Ayer, Tommeke, terminaba la Scheldeprijs en 43º posición, pasando 20″ después del ganador, su compañero y amigo Marcel Kittel.En esta carrera, el doble ganador de la propia, ha sido homenajeado durante casi la integridad de la carrera: por la mañana la salida tenía lugar en Mol -donde nació el protagonista-, y fue su abuelo el encargado de dar el banderazo de partida.

A lo largo de la carrera, vimos pancartas de despedida a Tommeke y la realización enfocaba su colegio, lugar de nacimiento e incluso su casa. El propio Tom parecía estar emocionado y de vez en cuando, en un tramo de pave, decidía liderar el paso del pelotón por estos tramos que tan bien se le han dado.

Hoy ha sido un día increible y no lo olvidaré jamás. Estuve muy apoyado por el público. No hubiera pensado jamás en tener estos momentos tan bonitos por mi tierra natal. Se lo agradezco enormemente a todos, público y organizadores, por poner la salida en Mol, haciendo este día inolvidable.

Así se despedía una leyenda que continúa estando viva, deportivamente hablando, hasta el domingo. La estrella que parece cada vez brillar con más fuerza, y será principal rival del belga es Peter Sagan, quien declaraba tomar la salida de la carrera en muestra de respeto a Boonen a pesar de encontrarse mal. Un gesto muy bonito que honra al ciclista eslovaco.

Sagan, con esta carrera, la cual no finalizó a pesar de ser cabeza de carrera a falta de 3kms para la línea de meta, ha terminado sus preparativos de cara a la París-Roubaix. Ante esto, el eslovaco declara no estar en plenas facultades debido a su caída en el pasado Tour de Flandes:

Estoy muy contento de que el día haya acabado sin percances. Evité alguna caída durante la carrera. No me siento del todo bien ahora mismo y espero mejorar mi estado de forma para estar en plenas facultades en la Paris-Roubaix.


Fuente: Webs oficiales de Bora Hansgrohe y Quick Step Floors

Imagen destacada: Tim de Waele

Sprint Final. Diego Vos (@diegovos_)

Diego Vos Trespalacios

@diegovos_ en twitter. Apasionado de este deporte, el ciclismo. Con grandes ilusiones y un camino por recorrer. Luchando por hacer grande este proyecto tan bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.