Previa Vuelta a España etapa 17 – Getxo > Monte Oiz

Hoy la Vuelta a España llega a Euskadi. Un total de 157 kilómetros a cubrir entre Getxo y el Monte Oiz, conocido en esta ocasión como ‘Balcón de Bizkaia’. Se trata, en general, de un recorrido de media montaña hasta la dura subida final, en una jornada donde se pasarán hasta un total de 7 puertos de montaña, cubriendo un total de 3600 metros de desnivel positivo.

La jornada dará comienzo a las 13:30 de la tarde desde la localidad de Getxo. En un primer bucle por la Ría de Bilbao, los corredores tendrán que afrontar el Alto de La Arboleda -3ª cat, 6.7km al 5.5%-, donde previsiblemente se hará la fuga de la jornada. Al igual que días atrás; De Gendt (LTS), King (DDD), Mollema (TFS) y Maté (COF) deberán estar atentos para coger la fuga, en una jornada con muchos puntos para la clasificación de la montaña.

Una vez superado este tramo de carrera, el pelotón se dirigirá hacia la zona del Monte Oiz por un recorrido plagado de repechos, destacando el Alto de San Juan de Gaztelugatxe, puntuado como un 3ª categoría (ya que no lo harán por la vertiente que usó en la Vuelta al País Vasco poco antes de la meta en Bermeo). No hay mucho más que decir del recorrido hasta que resten 33 kilómetros a meta. En este lapso el pelotón deberá organizarse para controlar la fuga si se desea mantener opciones de victoria.

Ya en el último tercio de etapa, los ciclistas deberán afrontar un bucle en las proximidades del Balcón de Bizkaia y del Monte Oiz (que no es más que una continuación de éste primero). Así las cosas, los ciclistas subirán al Balcón de Bizkaia -2ª cat, 7.3 al 4.3%- por primera vez, sin tomar el curce que lleva a Oiz. A continuación, sin llano entre medias, se encuentran el Alto de Santa Eufemia -4.5km al 5.%-y el Alto de Gontzegaraine -3ª cat, 5.5km al 4.3%-.

Completadas estas dos dificultades tocará volver a ascender el Balcón de Bizkaia, esta vez por donde se descendió anteriormente y tomar el cruce que lleva al Monte Oiz. Es una subida al más puro estilo Javier Guillén: corta, con rampas imposibles y con carretera impracticable -si bien ha sido asfaltada para la cita-. Los kilómetros centrales son una auténtica pared, con rampas que que en muchos tramos no bajan del 20%.

La de hoy puede ser una jornada peligrosa. Los puertos previos no son duros, pero si el ritmo es alto pueden pasar factura. Es una jornada corta y muchos corredores han tenido dos días para recuperar fuerzas, pues en la CRI del día de ayer muchos se han dejado llevar. Podría ser una jornada peligrosa si el ritmo es elevado y más de uno podría llevarse un susto.


Imagen destacada: La Vuelta/Unipublic

Comentários no Facebook