Previa etapa 15 Vuelta a España: Ribera de Arriba-Lagos de Covadonga

Decimoquinta etapa de la Vuelta a España y turno de la cima más mítica de la ronda española. Llegan los Lagos de Covadonga. Una etapa de 178 kilómetros entre Ribera de Arriba y “Los Lagos” que pondrá la guinda del pastel al tríptico montañoso astur leonés. Su localización en el recorrido la hace una subida más atractiva que años anteriores, al estar situada tras dos jornadas duras y en la jornada previa a un día de descanso.

La salida se tomará a las 12:45 y los ciclistas pronto se enfrentaran a su primera dificultad: el Alto de San Emiliano -3ª cat, 6.1km al 5.3%-. Su cima, situada en el kilómetro 20, ayudará a la formación de la fuga. Una jornada más, vuelve a ser una etapa importante para los hombres que luchan por la clasificación de la montaña. Así pues Thomas de Gendt y Luis Ángel Maté deben estar ojo avizor para cazar el corte bueno.

Coronada la primera dificultad montañosa el pelotón se dirigirá a la costa por un recorrido plagado de repechos, lo que ayuda a que el global de la etapa tenga un desnivel positivo de unos 4600m. Destaca en este tercio de la etapa la presencia de un repecho no puntuable que se corona en el kilómetro 72, a la altura de Piedrafita. Son 10 kilómetros con un desnivel medio que supera el 4%.

Desde ahí, el pelotón se dirigirá al Mirador del Fito para encarar una doble subida, una cima donde si se rueda rápido, suele dejar mucho desgaste que se paga en Lagos. Como vemos en los gráficos las dos subidas se encaran por dos vertientes distintas pero de similares carácterísticas -ambas con unos 6-7 kilómetros al 7-8% de media-. Entre medias, el repecho no puntuable de La Cruz y algún otro que harán que los 20 kilómetros de enlace entre ambas vertientes no sea cómodo, si el ritmo es elevado.

Descendido el Fito por segunda vez viene otra de las novedades de esta etapa: se sube por primera vez el puerto -no puntuable- de la Bada, que en su vertiente de Arriondas tiene una pendiente media del 6% en sus 3 kilómetros. Solo 10 kilómetros de falso llano restarán entonces para que empiece la última subida a los míticos Lagos de Covadonga.

Poco que decir sobre este coloso asturiano que un buen aficionado al ciclismo no conozca. Se subió por primera vez en 1983, año en el que resultó ganador Marino Lejarreta. Entonces, Bernard  Hinault llegó a compararlo con Alpe d´Huez, lo que le empezó a dar su fama a nivel mundial y el sobrenombre de “Los Lagos de Hinault [en vez de Enol]”

A partir de aquel año se subieron los Lagos practicamente de forma ininterrumpida hasta los años 2000, donde el descubirmiento de nuevas cimas, como el Angliru,  añadió más variedad a la ronda española. Desde 2010 los Lagos se alternan con el Angliru en la subida de la vuelta, subiéndose la primera de ellas en los años pares.

En la nómina de ganadores figuran nombres tan ilustres como Lucho Herrera, Pavel Tonkov, Laurent Jalabert o Perico Delgado, con sus demoledores ataques en el Mirador de la Reina. Tampoco podemos olvidar la victoria de Antonio Piedra (Caja Rural) en 2012, siendo la primera en la ronda española para esta humilde formación. En la última ascensión Nairo Quintana fue el ganador en un espectacular duelo con Chris Froome, quien afrontó la subida de menos a más.

Aquí os dejamos el perfil. Destaca la dureza de La Huesera -km 5-, una recta de casi un kilómetro donde la pendiente  no baja del 12%.

 


Imagenes y perfiles: web oficial de La Vuelta

 

 

 

Comentários no Facebook