Presentado el Tour de Francia 2018

Es cierto que esta mañana ya hemos realizado un primer análisis del Tour de Francia 2018 con nuestro directo en la web. Sin embargo, el recorrido de este año da para mucho. Por ejemplo, para un análisis más detallado, descubriendo las entrañas de la carrera. Posibles emboscadas, puertos de estreno, novedades de última hora… En definitiva, este será un Tour de Francia con algo más de dureza que las anteriores, recuperando puertos míticos y volviendo a una primera semana de supervivencia.

IMG_20171017_172725Precisamente por las primeras nueve etapas -antes del primer descanso- toca empezar. En este bloque, habrá múltiples opciones para sprinters -5-, aunque el viento podría quitarles alguna. En cuanto a las jornadas en las que se pueden perder las opciones de amarillo, encontramos las otras 4: una crono por equipos en Cholet -3ª; 35 km-, un recorrido con cotas que recuerdan a las Ardenas -5ª; 203 km-, un final con doble paso por el Mur de Bretagne -6ª; 181 km- y una etapa con 22 km de pavé y final en Roubaix -9ª; 154 km-.

Tras este primer asalto de infarto, llegará la primera jornada de descanso, con traslado en avión a los Alpes incluido. Y aquí llega el primer gran bloque montañoso de los dos que se pasarán en este Tour de Francia. Como carta de presentación, habrá una etapa de casi 160 kilómetros que unirá Annecy y Le Grand Bornand. En ella, 4 grandes puertos para romper la carrera antes del final en bajada: Croix Fry -11.3 km al 7%-, Plateau des Glieres -6 km al 11.2%-, Romme -8.8 km al 8.9%- y Colombiére -7.5 km al 8.5%-.

IMG_20171017_172754En esta etapa, destaca además la inclusión de un pequeño tramo de tierra en lo alto del Plateau des Glieres. Sin descanso, primer gran final en alto al siguiente día -La Rosiere; 17.6 km al 5.8%-, que se coronará tras haber otros tres colosos -Bissane, Pré y Roselend- en una etapa sin descanso con poco más de 100 kilómetros. Y como fin de fiesta, el mito. Con sus 21 espectaculares curvas, Alpe d’Huez -13.8 km al 8.1%- pondrá punto y final a un temible encadenado junto a Madeleine y Croix de Fer.

Sin parar aún, se vivirán tres etapas que no pueden ser considerarse de transición: un teórico sprint en Valence, un explosivo final en Mende -3 km al 10.1%- y una etapa ideal para una escapada camino de Carcassone. Ya en las faldas de los Pirineos, el pelotón descansará antes del último gran bloque de montaña que abrirán el siguiente día. Lo harán con el clásico downhill finish de Bagneres de Luchon, esta vez precedido de Protet d’Aspet -5.4 km al 6.9%-, Menté -6.9 km al 8.1%- y Portillon -8.3 km al 7.1%-.

IMG_20171017_172801Como gran novedad de este Tour de Francia llega la 17ª etapa, por su extraño formato. Tan solo 65 kilómetros, aunque con 3 puertos de gran dificultad. Tomando la salida en Bagneres de Luchon; deberán afrontar el estreno de Peyragudes -14.9 km al 6.7%- como puerto de paso y Val Louron Azet -7.4 km al 8.3%- antes de afrontar el durísimo Col de Portet -16 km al 8.7%- cuyos dos últimos kilómetros podrían hacerse sobre una pista sin asfaltar.

Para poner fin a este calvario, aparece una clásica etapa relativamente sencilla camino de Pau antes de la última oportunidad en línea para los escaladores. De nuevo terminando en bajada, deberán afrontar Aspin, Tourmalet, Borderes y Aubisque -este último por la vertiente de Soulor- para encontrar la meta en Laruns. En caso de que la general estuviera sin decidir, la crono individual del penúltimo día podría ser de infarto, con 31 kilómetros por el escarpado País Vasco Francés, destacando un repecho de 0.9 km al 10.2% muy cerca del final.

Fuente: ASO/Le Tour de France

Imagenes: ASO/Le Tour de France

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.