Paris – Tours – Exhibición del Quick Step Floors una vez más

Cerramos prácticamente la temporada de ciclismo 2017, con una de las carreras con más historia del calendario ciclista internacional. Una carrera que años atrás llegó a tener ese gran interés desde el kilómetro 0, pero con el nuevo ciclismo moderno ha ido perdiendo esa magia convirtiéndose una carrera muy orientada a la exhibición de los sprinters. Algo que en el día de hoy no ha pasado, el Quick Step ha logrado exhibirse a lo grande rompiendo la carrera en los últimos 10 kilómetros.

Con su recorrido típico, la carrera arranco en Brou dirrección a Tours. Los ciclistas tendrían 234 kilómetros entre la lluvia y el frío que hacía acto de presencia durante toda la carrera. Tras 40 minutos de carrera, la fuga se conformó con cinco ciclistas en la misma.  Romain Combaud (Delko Marseille Provence KTM), Michael Goolaerts (Verandas Willems Crelan), Lawrence Naesen (WB-Veranclassic-AquaProtect), Stephan Poulhies (Armee de Terre) y Brian van Goethem (Roompot – Nederlanse Loterij). Como podéis apreciar todos Pro Continentales.

Rápidamente el quintento lograba abrir un hueco superior a los 4 minutos, mientras que por detrás el pelotón decidía marcar un ritmo muy asequible pensando en los kilómetros finales.

Tras una hora y media de monotonía, el pelotón parecía despertar. El Lotto-Soudal y el Quick Step Floors -con el incombustible Iljo Keisse-, lograban reducir la desventaja poco a poco. Entrados en los últimos 100 kilómetros de la carrera, estos se encontraban en torno a los 2” y bajando. Por ello, el propio Quick Step prefería levantar un poco el pie.

Volvíamos a la monotonía inicial de la carrera: los fugados relevándose y detrás, en el pelotón, reservando balas para los kilómetros finales. A pesar de la aparente tranquilidad, la organización anunciaba que la media de la carrera era de 42.5 km/h. Bien es cierto que la Paris-Tours se caracteriza por la velocidad a la que se recorre.

A medida que nos acercábamos a la parte clave de la carrera, los últimos 10 kilómetros, pues en este punto de la jornada encontraríamos dos cotas prácticamente enlazadas. Como decíamos, eran más los equipos interesados en controlar a la fuga.

Unos escapados que fueron cazados en los últimos 12 kilómetros de la carrera siendo Lawrence Naesen (WB-Veranclassic-AquaProtect) y Brian van Goethem (Roompot – Nederlanse Loterij) los últimos en ser rendirse.

Ya entrados en la parte decisiva, los ciclistas se topaban con la primera cota del circuito final: Côte de Beau Soleil (700mtrs al 5.4%) en este punto de la carrera, Matteo Trentin (Quick Step Floors) lanzaba un durísimo ataque seleccionando el grupo a una decena de ciclistas. Estos a continuación se toparían con la segunda, y última cota antes de encarar los kilómetros finales totalmente llanos. En esta ascensión, Côte de l`Epan (400mtrs al 5.4%), Matteo Trentin volvía a moverse consiguiendo marcharse con su compañero de equipo Niki Terpstra (Quick Step Floors) y el danés Soren Kragh Andersen (Team Sunweb).

A partir de aquí las largas rectas serían las que conducirían a los ciclistas hasta la meta situada 5 kilómetros más adelante. El terceto cabeza de carrera intentaba coordinarse para mantener la ventaja que tenía con el grupo perseguidor -que rondaba en torno a los 13″-. Dicho grupo intentaban entenderse, siendo difícil al haber muchos gallos.

Por el contrario, los dos hombres del Quick Step y el del Sunweb, lo tenían claro. Parecía que estos se jugarían la victoria de la clásica francesa. ¿Cómo jugaría el Quick Step la baza de un hombre más? A pesar del entendimiento mencionado anteriormente, todo se encontraba en un pañuelo de 10″ cuando se entraba al último kilómetro de la carrera.

Terpstra era el encargado de lanzar el sprint a su compañero de equipo, quien a su vez se posicionaba a la rueda de Soren Kragh Andersen. Matteo lanzaba a falta de 300mtrs el sprint, siendo suficiente para imponerse al danés con total superioridad. Niki Terpstra, realizando previamente la labor de lanzador, terminaba 3º cerrando un día expléndido para el Quick Step Floors. Una vez más. El sprint del grupo perseguido sería ganado por André Greipel (Lottos Soudal).

Clasificación:

  1. Matteo Trentin (QST) 5hr 22′
  2. Soren Kragh Andersen (SUN) m.t.
  3. Niki Terpstra (QST) m.t.
  4. André Greipel (LTS) +0’07”
  5. Maximiliano Ariel Richeze (QST) m.t.
  6. Oliver Naesen (ALM) m.t.
  7. Yves Lampaert (QST) m.t.
  8. Andrea Pasqualon (WGG) m.t.
  9. Mike Teunissen (SUN) m.t.
  10. Jean Pierre Drucker (BMC) m.t.

Imagen: París Tours

 

 

Diego Vos Trespalacios

@diegovos_ en twitter. Apasionado de este deporte, el ciclismo. Con grandes ilusiones y un camino por recorrer. Luchando por hacer grande este proyecto tan bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.