Paris-Nice Etapa 7 – Simon Yates vence en la etapa reina y se coloca líder

Sábado 10 de marzo, etapa número siete de la París-Niza, etapa clave en el devenir de la carrera. Una jornada dura, de 175 kilómetros con cinco dificulatades montañosas en el camino, incluyendo el final en alto en Valdeblore La Colmiane (1ª categoría -16,3 km al 6,2%). Una etapa dura que todo el mundo esperaba y que dejaría todo listo para el desenlace final de mañana.

La jornada comenzaba con un, por desgracia, muy repetido hecho en esta edición de la carrera francesa. Se daba a conocer el abandono de Arnaud Démare, maillot verde de la carrera. No sería el único del día, la plaga continúa y corredores como Alexander Kristoff y Dan Martin (UAE Emirates) o Mike Teunissen (Sunweb) que deja a su equipo con solo 3 miembros, entre otros, también se veían forzados a abandonar.

Tras el banderazo de salida, los corredores comenzaron la etapa de manera fulgurante. Una salida rápida que provocó que la fuga del día, formada en la primera cota (Cote de Gattieres -km 10-), fuese de mucha calidad. Estos ocho corredores lograban abrir hueco respecto al pelotón poco a poco: Rory Sutherland (UAE), Tony Gallopin (AG2R), Alessandro de Marchi (BMC), Nicolas Roche (BMC), Jarlinson Pantano (Trek-Segafredo), Thomas De Gendt (Lotto-Soudal), Amael Moinard (Fortuneo) y Jesus Herrada (Cofidis). Una fuga potente y peligrosa, pues Alessandro de Marchi (BMC) se encontraba tan solo a 2:36 del líder, Luis León Sánchez (Astana).

Thomas de Gendt (Lotto-Soudal) lograba sumar más puntos para la clasifiación de la montaña, siendo primero en los dos primeros puertos de la jornada. Esto le convertía en nuevo líder virtual de la clasificación de la montaña. En aquellos momentos, la ventaja de la escapada era de unos 2:15. El trabajo en el pelotón de equipos como Astana o Bahrain-Merida daba resultado y no permitían que la ventaja superara los 3:30 de ventaja en ningún momento.

A falta de unos 66 km a meta, el alto ritmo provocó que Jesús Herrada (Cofidis) no pudiera seguir el ritmo de sus compañeros de escapada. Esto reducía la fuga a siete miembros que continuaban su camino con 2:40 de ventaja. Tras el asceno al Col de Saint Raphael, a unos 50 km a meta, Bahrain Merida aumentó el ritmo. Esto pilló desprevenidos a muchos corredores y el pelotón se rompió en dos grandes grupos. Lilian Calmejane (Direct Energie) Sergio Henao (Team Sky) y Tim Wellens (Lotto Soudal) fueron los dos hombres importantes que se encontraban en el grupo trasero a unos 30 segundos del grupo donde rodaba el líder de la carrera. La escapada contaba en esos momentos con poco más de un minuto de diferencia.

A falta de, aproximadamente, 25 kilómetros a meta la carrera se descontrolaba. El grupo de Tim Wellens (Lott-Soudal) lograba conectar con el pelotón en una peligrosa bajada. En ese mismo tramo, la fuga se rompía. Thomas de Gendt y Rory Sutherland cedían y Jarlisnon Pantano y De Marchi sufrían una fuerte caída que les dejaba fuera de juego. Por delante, aguantaban Nicolas Roche, Tony Gallopin y Amael Moinard.

El primero en ceder en el grupo de cabeza de carrera fue Moinard. Poco después, Nicolas Roche dejaba a Gallopin como hombre escapado en solitario. Por detrás, Astana continuaba defendiendo los intereses del líder de carrera, Luis León Sánchez, imponiendo un alto ritmo que descolgaba a muchos ciclistas como Calmejane (Direct Energie) o Esteban Chaves (Michelton Scott).

A falta de 14 kilómetros, Bahrain Merdia tomaba el mando y realizaba un cambio de ritmo fuerte. Este empuje sentenció a Gallopin que fue absorbido mientras trataba de apurar sus últimas opciones de victoria. Los siguientes kilómetros fueron liderados de nuevo por Astana. El equipo Kazajo se mantenía bien estructurado y con varias unidades en el grupo aún.

A 6,5 kilómetros, Michelton-Scott lanzaba un ataque. Roman Kreuziger imponía un fuerte ritmo en cabeza de pelotón con Simon Yates a su rueda preparado para rematar el trabajo de su compañero. Este ataque eliminaba a Luis León Sánchez. El líder de carrera se descolgaba del grupo apoyado por su compañero Omar Fraile tratando de buscar su ritmo para volver al grupo.

Un kilómetro y medio después la escabechina era grande. Muchos corredores cedían y muchos otros sufrían por mantener el ritmo en el grupo. A 4,3 kilómetros a meta llegaba el turno del líder de Scott. Yates lanzaba un fuerte ataque al que respondía Ion Izaguirre (Bahrain Merida). Ambos tomaban una ventaja de unos 10 segundos. Un pequeño parón en el grupo aumentó la ventaja cinco segundos más, momento en el que un sufridor David de la Cruz (Team Sky), sacaba fuerzas de donde parecía no haber para recortar la distancia con los escapados.

A 2 kilómetros del final, Dylan Teuns (BMC) atacaba en busca de los dos escapados. Por delante, Yates soltaba a Ion y se iba en busca de la victoria en solitario. Detrás de Teuns, un grupito de tres perseguía (Konrad (Bora), Gorka Izaguirre (Bahrain) y Wellens (Lotto Soudal)). El resto de favoritos, luchaban por detrás, cortados de uno en uno, por perder el mínimo tiempo posible. Adam Yates (Michelton-Scott), remataba el trabajo y vencía en la etapa. Además, lograba diferencias suficientes para colocarse como nuevo líder de la carrera. Doblete por tanto para el británico. Teuns e Izaguirre completaron el podium de la etapa a 8 segundos del ganador.


CLASIFICACIÓN ETAPA

  1. Simon Yates (MTS)
  2. Dylan Teuns (BMC) +8”
  3. Ion Izaguirre (TBM) +8”
  4. Gorka Izaguirre (TBM) +13”
  5. Tim Wellens (BMC) +13”
  6. Patrick Konrad (BOH) +20”
  7. Sergio Henao (SKY) +46”
  8. Marc Soler (MOV) +46”
  9. Jakob Fuglsang (AST) +48”
  10. Sam Oomen (SUN) +54”

CLASIFICACIÓN GENERAL

  1. Simon Yates (MTS)
  2. Ion Izaguirre (TBM) +11”
  3. Gorka Izaguirre (TBM) +12”
  4. Tim Wellens (BMC) +13”
  5. Dylan Teuns (BMC) +27”
  6. Marc Soler (MOV) +37”
  7. Patrick Konrad (BOH) +39”
  8. Sergio Henao (SKY) +57”
  9. Julian Alaphilippe (QST) +1′ 48”
  10. Alexis Vuillermoz (ALM) +1′ 49”

Imagen destacada: Twitter

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Comentários no Facebook