Nacer Bouhanni quiere salvar su puesto en el equipo del Tour de Francia

La paciencia del equipo Cofidis con Nacer Bouhanni está tocando fondo y su director de equipo, el también francés Cédric Vasseur, ha dicho que llevar al sprinter fuera de forma al Tour de Francia sería la peor situación. Su comienzo de temporada ha sido nefasta y su última victoria data del verano pasado. La gota que colmó el vaso fue la discusión que tuvo durante la Eschborn-Frankfurt con Roberto Damiani, el director deportivo de la formación.

Según ha dicho Cédric Vasseur, a menos que Bouhanni encuentre su punto de forma en los próximos dos meses, su puesto en el Tour de Francia podría verse seriamente amenazado. La mayor preocupación del ciclista es el futuro a largo plazo. Aunque tiene un acuerdo para la temporada 2019 ganando 1’3 millones de euros al año, si sigue con su año en blanco podría haber una revisión de contrato.

Queremos llevar a Nacer al Tour pero espero que su forma hasta entonces aumente. Quiero que nos muestre mejoras mentales y físicas. Tiene que demostrar que va por el camino correcto porque el Tour de Francia es una carrera de tres semanas. Es la carrera más difícil del año, la tensión es alta, siempre es rápida y requiere toda tu energía. Necesitamos ayudarlo a encontrar el camino de regreso. No tomaremos una decisión hasta después del campeonato de Francia, pero creo que sería la peor situación para nosotros si llevamos un líder al Tour que ha pasado seis meses sin victorias.

A comienzo de temporada, Vasseur habló de que Bouhanni necesitaba que le guiasen en su carrera como ciclista dentro de competición y fuera, pero parece que chocó con las decisiones de Roberto Damiani. El anterior incidente en la clásica alemana vino a raíz de que el ciclista esperaba contar con el apoyo total del equipo y que los tres cicilistas de Cofidis en el grupo principal esperaran y lo llevaran al pelotón principal. Sin embargo, con la brecha entre el pelotón y Bouhanni a dos minutos, Damiani rechazó a sacrificar más ciclistas en la causa del velocista, lo que llevó a una discusión, primero en la carretera y luego en el autobús del equipo posterior a la carrera.

En Frankfurt, Nacer cayó y perdió dos minutos con respecto al grupo delantero. Le pidió a Roberto ayuda de otros corredores, pero no se podía cerrar el espacio de dos minutos en un grupo que tenia ciclistas como Kristoff o Gaviria. En ese momento, se enfadó. A veces en las carreras, cuando las cosas no te van bien, puedes perder la cabeza un poco. Roberto y Nacer tuvieron una discusión después de la carrera y el ciclista entendió que no era correcto esperarle.


Fuente: L’Équipe/Cyclingnews

Fotografía: Tim de Waele

Sprint Final, Jaume Colomines (@jaumecolomines, @jaume_colomines)

 

Comentários no Facebook