Mundiales Innsbruck 2018 ruta femenina – Anna van der Breggen se exhibe en solitario

Tras una temporada con dos grandes dominadoras en la montaña, este sábado llegaba el primer plato fuerte de los Mundiales de Innsbruck-Tirol 2018 con la disputa de la prueba en línea élite femenina. En este caso, las corredoras debían realizar un total de 156 kilómetros entre Kufstein e Innsbruck. Por el camino, la ya conocida ascensión a Gnadenwald y tres pasos por Igls. Finalmente, la victoria fue para Anna van der Breggen (Países Bajos) tras un gran ataque lejano.

La primera decena de kilómetros transcurría relativamente tranquila, con un insulso ataque de Lotta Lepisttö (Finlandia) que fue neutralizado poco después. Tras esto, una lucha no muy intensa por formar la escapada terminó con Aurela Nerlo (Polonia) y Ana Sanabria (Colombia) como cabeza de carrera. Una vez formada esta fuga, su ventaja comenzó a crecer, hasta llegar a alrededor de los 3′. En ese momento, comenzó una nueva ráfaga de ataques y dos corredoras se quedaron entre dos aguas -a 1’30”-: Lotta Lepistö (Finalndia) y Emma Nosgaard (Dinamarca).

Poco después, a alrededor de 2’30” de la cabeza, se formaba otro cuarteto perseguidor como producto de dos ofensivas desde el grupo principal: Vita Heine (Noruega), Kseniia Dobrynina (Rusia), Tereza Korvasova (República Checa) y Nicole Hanselmann (Suiza). Con este panorama y un pelotón tranquilo, llegaba el momento de afrontar la subida a Gnadenwald -4.9 km al 7.1%-. Pese a esa tranquilidad, una caída afectó a una parte del pelotón en los kilómetros previos, con van Vleuten (NED) entre las implicadas.

Como era de esperar, esta primera subida hizo mella en la carrera y redujo el pelotón en gran medida. Por su parte, Ana Sanabria (Colombia) fue la única de las escapadas que logró sobrevivir, aunque su renta se vio reducida a alrededor de 1′. Aprovechando el falso llano posterior, se volvían a ver nuevos ataques, aunque solo Lotta Lepistö (Finlandia) logró unos pocos segundos de ventaja. A falta de 78 kilómetros, la finlandesa llego a la cabeza de carrera, aunque se produjo un reagrupamiento poco después.

Tras esto, se formó un nuevo cuarteto cabecero: Ellen van Dijk (Países Bajos), Tatiana Guderzo (Italia), Lotta Lepistö (Finlandia) y Cecilie Uttrup Ludwig (Dinamarca). Pese a que el pelotón no dejó que su ventaja aumentara en exceso, lograron realizar el primer paso por meta -km 85- con una ventaja de 23″. Así las cosas, en la primera subida de Igls -7.9 al 5.7%- se produjo la neutralización y un grupo de 24 ciclistas coronó en cabeza. Poco después, Coryn Rivera (Estados Unidos) aprovechaba el descenso para abrir un hueco de 1′.

En medio de una ‘guerra de guerrillas’ en el pelotón, se formó un cuarteto perseguidor: Emilia Fahlin (Suecia), Elena Pirrone (Italia), Malgorzata Jasinska (Polonia), Ellen van Dijk (Países Bajos) y Amanda Spratt (Estados Unidos). Pasando a 12″ de la norteamericana en el segundo paso por meta -km 108-, lograron llegar a la cabeza de carrera poco después. Por otro lado, el pelotón se veía envuelto en un nuevo parón, que hacía que la renta del grupo cabecero se fuera de nuevo hasta 1′.

Ante la parsimonia reinante en el grupo de favoritas, un segundo pelotón se unía a su aventura en la segunda subida a Igls, aunque la mayoría de las nuevas integrantes se quedaba cortada al poco tiempo debido a nuevos cambios de ritmo. En medio de todo esto, Annemiek van Vleuten (Países Bajos) realizaba un primer ataque, que servía como adelanto de una gran aceleración de Anna van der Breggen (Países Bajos) a falta de 41 kilómetros de competencia.

Un kilómetro después de este movimiento, la neerlandesa contactaba con las escapadas y se quedaba junto a Amanda Spratt (Australia) en un nuevo dúo cabecero. Antes incluso de coronar, un nuevo ataque de Anna van der Breggen (Países Bajos) la colocaba como líder única de la carrera y principal candidata al título mundial.Pese a alguna pequeña aceleración en el pelotón, no se producían grandes cambios antes del tercer paso por la línea de meta -km 132-.

En este punto; Anna van der Breggen (Países Bajas) lideraba con 1’19” de ventaja sobre Spratt (AUS), 3’06” respecto a un terceto perseguidor -Rivera (USA), Fahlin (SWE) y Jasinska (POL)- y 3’43” respecto a otro terceto -Pieters (NED), Canuel (CAN) y Guderzo (ITA). Por su parte, un nutrido pelotón pasaba por ahí a 4’23”. Con diferencias similares se comenzaba la subida final a Igls, donde se debía decidir de manera definitiva la medalla de bronce.

Ya en las primera rampas, los dos tercetos perseguidores se fusionaron. Poco después, un fuerte ataque de Tatiana Guderzo (Italia) la llevaba directa a la tercera plaza de la carrera, mientras Jasinska (POL) y Canuel (CAN) se quedaban como sus perseguidoras en la lucha por el bronce. Finalmente, Anna van der Breggen (Países Bajos) alzaba los brazos en solitario con una diferencia incontestable por delante de Amanda Spratt (Australia) y Tatiana Guderzo (Italia).


CLASIFICACIÓN

  1. Anna van der Breggen (NED) 4h 11′ 04″
  2. Amanda Spratt (AUS) +3’42”
  3. Tatiana Guderzo (ITA) +5’26”
  4. Emilia Fahlin (SWE) +6’13”
  5. Malgorzata Jasinska (POL) +6’13”

Imagen destacada:

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook