El Mundial de Ponferrada con facturas impagadas

La Comisión de Investigación sobre los Mundiales de Ciclismo de Ponferrada 2014 ha cifrado en 11 millones de euros el coste total de la organización del evento. Son los primeros datos de la comisión después de que finalizase la fase de comparecencias. Estos datos fueron dados en una rueda de prensa ofrecida el lunes 21 de noviembre por el presidente de la comisión y portavoz de Ponferrada en Común, Miguel Ángel Fernández. Estaba acompañado del resto de grupos salvo de USE Bierzo; formación del ex-alcalde Samuel Folgueral, que era el regidor de Ponferrada en 2014 -militando en el PSOE-. Recordemos que Samuel se hizo con el cargo gracias a una mediática moción de censura en 2013 que provocó su salida del PSOE.

Todavía siguen apareciendo facturas impagadas, por lo que es posible que el coste real sea aún mayor.

El Ayuntamiento se plantea llevar al juzgado las conclusiones de esta comisión, que esperan tener finalizadas el próximo diciembre. Según la comisión, Samuel Folgueral o el anterior concejal de Hacienda, Emilio Cubelos, modificaron los nombres de algunos proyectos de obras para el mundial para que su coste fuera pagado por la empresa Aquona, adjudicataria del servicio de aguas.

Se incluyó la realización de esas obras en el convenio que obligaba a esa empresa a realizar una inversión de 3 millones de euros en mejoras de saneamiento y abastecimiento

El portavoz del PSOE, Olegario Ramón, explicó que que estos datos están extraídos de la declaración de la Ingeniera Jefe del Ayuntamiento ante la comisión. Ramón ha lamentado que ahora haya que buscar dinero para que realmente se puedan acometer esas mejoras del servicio. Por su parte, la concejala de Hacienda y portavoz del PP, ha recordado que el proceso contó con múltiples advertencias al anterior equipo de gobierno por parte de intervención sobre posibles irregularidades, a las que se hizo caso omiso.

Recordemos que se estimó un retorno de 40 millones de euros, con 300.000 visitantes, cifra que no se cumplió. Todo lo contrario, el evento produjo una deuda de 6 millones de euros.

Tampoco podríamos decir que el evento era desproporcinado para esa ciudad, ya que otras similares o menores como Varese, Mendrisio, Lugano o Agrigento  han realizado el campeonato. Así que todo apunta a un gran error en la gestión del evento, en la que los grupos políticos mayoritarios (antes de la moción de censura) apoyaron que se realizase. De hecho, el alcalde del PP, Carlos López y su concejal de deportes Emilio Villanueva fueron los que impulsaron las etapas de la Vuelta y el Mundial en Ponferrada.

Fuentes: InterviuSportMarca y Diario de León

Imagen destacada: UCI

Comentários no Facebook