Mundial CX élite masculino – Mathieu van der Poel pone fin a su maldición mundialista

La espera llegaba a su fin alrededor de las tres de la tarde. Un año después de uno de esos Mundiales que dejan imágenes para el recuerdo, era el momento de Bogense como sede de los Campeonatos del Mundo. Este domingo llegaba la prueba reina, la élite masculina, rodeada de un día soleado y frío en Dinamarca. Por ello, el circuito mantenía su rapidez y escasez en cuanto a zonas complicadas, algo ideal para ‘crossers’ con potencia. Tras una carrera con una primera parte igualada, Mathieu van der Poel (Países Bajos) se impuso con facilidad.

Los primeros metros de la carrera estuvieron marcados por el esperado despegue de un misil llamado Mathieu van der Poel (Países Bajos), seguido de cerca por Wout van Aert (Bélgica) y Lars van der Haar (Países Bajos). A su vez, entre los integrantes del Top10 provisional también lograba aparecer Felipe Orts (España). Sin grandes ofensivas, el primer giro se completaba con un grupo de diez corredores en cabeza, entre los que aún aguantaba el representante español.

Mientras la carrera no terminaba de romperse, Toon Aerts (Bélgica) era el encargado de tensar el grupo de favoritos a lo largo de la segunda vuelta, con Wout van Aert (Bélgica) y Mathieu van der Poel (Países Bajos) muy atento a sus movimientos. Ante el claro tapón que Wout van Aert (Bélgica) hizo en favor de su compatriota, Mathieu van der Poel (Países Bajos) decidió lanzar un ataque para llegar a él. Pese a todo, aún eran ocho los corredores que pasaban por meta en un solo grupo que cerraba Felipe Orts (España).

Pese a que el ritmo impuesto por Mathieu van der Poel (Países Bajos) no era excesivamente alto, el neerlandés logró abrir hueco después de un fallo de Toon Aerts (Bélgica) en el único ‘off-camber’ del recorrido. Así pues, la diferencia entre el líder y sus cuatro perseguidores -Aerts (BEL), Van Aert (BEL), Van der Haar (NED) y Vanthourenhout (BEL) era ya de 4″ al tercer paso por meta. Ante esto, Wout van Aert (Bélgica) decidió pasar al ataque en busca de la rueda de su máximo rival deportivo.

Al final de la cuarta vuelta, las dos grandes estrellas se unían al frente de la carrera con una ventaja de 24″. Mientras, el grupo perseguidor levantaba el pie y permitía el regreso de todos sus antiguos integrantes, incluido Felipe Orts (España). Como ya pasara con anterioridad, Mathieu van der Poel (Países Bajos) aprovechó un nuevo fallo del rival en la parte más complicada del circuito y abrió un hueco de 5″ respecto a Wout van Aert (Bélgica) al completar el quinto giro.

A partir de ese momento, viendo que era bastante complicado que volvieran a rodar juntos, el interés se centró en el grupo perseguidor, que no había variado su composición y aún luchaba por la medalla de bronce. Tras completar la séptima vuelta, la diferencia entre los dos primeros era de 19″, mientras que Toon Aerts (Bélgica) -a 45″- había conseguido dejar atrás a sus acompañantes. Sin que nadie lo esperase, el segundo de los belgas fue recortando poco a poco la desventaja que le separaba de su compatriota.

Gracias a su perseverancia, Toon Aerts (Bélgica) llegaba a la rueda de Wout van Aert (Bélgica) a falta de algo más de una vuelta. Por su parte, Felipe Orts (España) seguía con la mejor carrera de su vida en la lucha por el Top10 mundialista. Pese a que fue capaz de dejar atrás a su comaptriota, Aerts (TFL) sufría una caída en la parte final de la carrera. Finalmente, no hubo contratiempos para que Mathieu van der Poel (Países Bajos) lograra su segundo ‘arcobaleno’ élite por delante de Wout van Aert (Bélgica) y Toon Aerts (Bélgica); mientras Felipe Orts (España) acababa 12º.


CLASIFICACIÓN 

  1. Mathieu van der Poel (NED) 1h 09′ 20″
  2. Wout van Aert (BEL) +0’16”
  3. Toon Aerts (BEL) +0’25”
  4. Michael Vanthourenhout (BEL) +0’50”
  5. Laurens Sweeck (BEL)  +1’01”

Imagen destacada: Le Grupetto / RTBF

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook