¿Son ahora los ciclistas más débiles ante condiciones climáticas?

Ahora más que nunca, el asunto de la cancelación de etapas y por el viento está en el epicentro de las discusiones ciclistas. En los últimos meses, muchas carreras ciclistas profesionales están siendo suspendidas debido a vendavales que hay en estas. Hace unos días, la etapa 4 del Dubai Tour tenía que suspenderse por fuertes rachas de viento. Dos días más tarde, en la Volta a la Comunitat Valenciana, la última etapa se vio recortada a sólo 50 kilómetros, usando un circuito urbano como protección del viento. La pregunta que nos hacemos desde Sprint Final es ¿Se están volviendo los ciclistas más blandos o se está priorizando la seguridad del ciclista?

Bien es cierto que la temporada pasada se dio un paso adelante en el tema de la seguridad del ciclista. Como ya hemos dicho, se suspendieron varias etapas por extremas condiciones climáticas y, lo más importante, se regularizó el tráfico de las motos en carrera. También se privó el uso de frenos de disco, una prohibición levantada este año tras evolucionar dicho mecanismo. Pese a ser un asunto relativo a la seguridad; muchos ciclistas, organizadores y ciudadanos de a pie se quejaban por esas cancelaciones, a menudo tachadas de “innecesarias”.

Bien es cierto que muchos ciclistas muestran sus quejas en público en muchas ocasiones. Algunas veces para defender sus intereses, por lo general esa reacción no es una muestra de debilidad, pues siempre se han quejado y se quejarán. Si nos ceñimos solamente a las carreras y etapas canceladas por el viento, y analizamos su nivel, nos damos cuenta rápidamente que ninguna de ellas son pruebas WorldTour.  Bien es cierto que el pasado año el final en el Mont Ventoux tuvo que ser bajado hasta al Chalet Reynard, pues la montaña francesa hizo honor a su nombre el día de la fiesta nacional.

Sin embargo, aún no se ha llegado a la suspensión, como ha ocurrido en el Dubai Tour o en la Volta a la Comunitat Valenciana. Bajo mi punto de vista, esas suspensiones de carrera no es por la debilidad del ciclista -quien mira siempre hacia su seguridad-; sino de la organización, quienes ante el temor de que los ciclistas dejen la carrera, deciden suspender esa etapa. En muchos casos, dependen de los ciclistas conocidos internacionalmente para que tenga algo más de relevancia la carrera.

Por otro lado, bien es cierto que la mentalidad del ciclista está cambiando. Ahora, si ven una gota de lluvia en Bélgica, los ciclistas deciden viajar a España para entrenar en carreteras secas. Sin duda la mentalidad ha cambiado. Pero debemos darnos cuenta, y ellos también de que el riesgo está y estará siempre. Si de verdad queremos asegurar totalmente al ciclista, lo mejor será hacer las carreras con ciclistas teleridigidos, como ya han comenzado a hacer en ciertos campeonatos automovilísticos.

Imagen destcada: Tim de Waele

Sprint Final. Diego Vos (@diegovos_)

Related Post

Diego Vos Trespalacios

@diegovos_ en twitter. Apasionado de este deporte, el ciclismo. Con grandes ilusiones y un camino por recorrer. Luchando por hacer grande este proyecto tan bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.