Movistar con todo al Tour

Como ayer comentábamos, el Movistar Team realizó su presentación en Madrid. Día tranquilo, tono distendido y muchas caras nuevas con la presencia, no sólo de los nuevos fichajes, si no del nuevo equipo femenino. Muchos rumores ha habido durante la pretemporada, que  algunos perduran hoy en día. Sin embargo, una de las grandes cuestiones que más polémica ha levantado estos últimos meses parece zanjada:

La llegada de Mikel Landa provocó un gran revuelo en el equipo. Nairo quiso mostrarse como el líder desde el principio de manera tajante. Además, mostró su decisión de acudir al Tour de Francia 2018 como líder un año más. Por su parte, Landa ya había comentado varias veces eso de que no acudiría más de gregario a una gran vuelta. La tensión parecía que aumentaría con el paso del tiempo y la toma de decisiones del calendario del año que viene.

Con ello, le ha llegado el turno a Unzué. El ya veterano jefe de equipo de Movistar ha tenido que lidiar con esta situación de contar con dos grandes líderes en grandes vueltas y un corredor que puede actuar de líder en casi cualquier carrera. Los tres tienen muchos objetivos para el año que viene por las circustancias personales de cada uno.

En el caso de Nairo desea fervientemente ese primer Tour que se le resiste tras sus tres podiums. Mikel Landa quiere acudir como líder único a una gran vuelta y poder demostrar que es capaz de batir a los mejores. Alejandro Valverde quiere aumentar su palmarés en las clásicas de primavera y optar al mundial en Insbruck con un recorrido que le favorece. Así, conseguiría ese título mundial que le falta a pesar de ser el máximo medallista histórico de la prueba.

Eusebio no lo ha tenido ni lo tiene fácil. Desde un primer momento ha tratado de desviar el asunto, asegurar que no hay ningún problema entre los compañeros y reafirmarse en su postura de ser un gran equipo, potente y que luchará por conseguir victorias en todos los terrenos.

Con todo ello, anunciaba el director que su idea es acudir con sus tres capos al Tour de Francia. La noticia es sorprendente y no ha dejado a nadie indiferente. Más aún, cuando las circunstancias que rodean a Froome tras su positivo son inciertas, ya que en el caso de que el británico no pudiera participar en la edición del año que viene, parece que el Movistar se perfila como gran dominador de la carrera.

Seguramente, casi nadie apostaba por ello por lo antes mencionado, pero parece que la idea es clara y que los corredores están de acuerdo. Sin embargo, debemos matizar esto último ya que cada uno ha querido dejar claro su rol y su futura actuación en la carrera francesa.

Nairo Quintana asegura que tienen un equipo muy fuerte. Además, dice que ve a Landa como un compañero, con el que poner en jaque a sus contrincantes, y no como rival. Afirma que ve un 2018 que ”pinta muy bien”  y en el que su objetivo principal es el Tour de Francia. Sin embargo, ha dicho que tras la planificación específica para el Tour podría plantearse su participación en la Vuelta y el Mundial. Esto confirma un secreto a voces como es su no participación en el Giro de Italia del año que viene.

En el mismo tono conciliador y de unión se ha mostrado Mikel Landa. El corredor dice que, tener el gran potencial con el que contarán en el próximo Tour será bueno para hacer frente a los mejores equipos del pelotón. Sin embargo, deja claro que no acude como gregario.

Es cierto que Nairo y Valverde llevan más tiempo aquí y en principio son más líderes. No obstante, si yo no tengo tiempo perdido correré mi carrera y no pararé ni trabajaré para nadie. Dejaré que la carretera decida quién es el líder y, por tanto, necesita la ayuda para luchar por la general.

Valverde, al no ser un gran líder de grandes vueltas, es el que menos problemas ha planteado desde un primer momento. Ya el año pasado acudió como ‘segundo espada por si Nairo falla’. Hasta entonces se había comprometido a ayudar al colombiano. Todo ello quedó truncado con su caída y lesión que este año le llevan a plantear un Tour al que, en principio, acudiría como el más gregario de los tres. Sus objetivos son otros y son muchos el año que viene, por tanto, la dosificación de sus esfuerzos debe ser perfecta si pretende luchar por el maillot arco iris a final de temporada.

Parece que la temporada de Movistar se perfila. En concreto, el calendario de Nairo parece claro. Landa y Valverde podrían cambiar su plaza en Giro y Tour si es que Landa quiere llegar en plenas condiciones al julio como ya ha dicho varias veces.

Así, volvemos a encontrarnos ante un panorama con varios líderes en conflicto. Inicialmente parece que todos han hablado y los acuerdos son claros entre los compañeros de equipo. Dentro de algo más de siete meses veremos si la situación se mantiene estable y cada uno asume sus responsabilidades acordadas. Hasta entonces, más polémica, rumores, declaraciones y todo un sin fin de noticias acerca del Movistar que está siendo uno de los equipos que más está dando que hablar en estos últimos tiempos.

 

Fotografía. Movistar Team

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.