Milan San Remo 2017 – Kwiatkowski gana un monumento en toda regla

La Classicissima, así se conoce a la carrera más larga de la temporada, ha llegado. 291 kilómetros por delante y un Poggio di Sanremo donde se seleccionaría la carrera para dejar a los hombres más fuertes de la misma para que se jugaran la carrera. Pero antes de ver quién sería el que se llevaría la gloria, habría que ver cómo transcurría la carrera caracterizada por ser el primer Monumento del año, por lo cual, es una de las carreras más importantes del circuito World Tour. Tras todo ello, Michal Kwiatkowski (Sky) le ha arrebatado el triunfo a Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) sobre la misma línea de meta de via Roma.Amanecía en Milan con un viento de cara muy fuerte y con todos los favoritos partiendo de la línea de salida. Fernando Gaviria (QuickStep Floors), que se cayó en el día de ayer, salía con la muñeca inflamada y siendo un poco menos favorito. Nada más comenzar la prueba, un grupo de 10 ciclistas se animaba a lanzar un ataque, convirtiéndose en los protagonistas del día: Nico Denz (AG2R-La Mondiale), Mattia Frapporti (Androni Giocattoli), Mirco Maestri (Bardiani-CSF), William Clarke (Cannondale-Drapac), Tom Skujins (Cannondale-Drapac), Ivan Rovny (Gazprom-RusVelo), Alan Marangoni (Nippo- Vini Fantini), Umberto Poli (Novo Nordisk) , Federico Zurlo (UAE Team Emirates), Julen Amezqueta (Wilier Triestina).

Un grupo que llegó a tener una renta máxima de 6´ con respecto a un pelotón que rodaría las primeras 6 horas con total tranquilidad y muy compacto controlando a la fuga a la perfección. Pasaban lo kilómetros y los hombres fuertes de los respectivos equipos, quienes estuvieron protegidos a la perfección por sus gregarios, iban tomando las posiciones delanteras. No se quería ningún imprevisto. Coronaban el Passo del Turchino compactos, al igual que los Capos Mele, Cervo, Berta y ya se llegaba a Cipressa (5 kilómetros a 4%), cuando faltaban 30 kilómetros a la línea de meta.

A partir de ese momento, el nerviosismos dentro del pelotón se notaba desde todos los lados. Los ciclistas comenzaban a ascender estas primeras dificultades que comenzaría a seleccionar el gran grupo, no sin antes haber pasado por los Capos los cuales eran mini-ascensiones que provocaron los primeros nervios. Siempre veíamos al FDJ, Dimension Data y el QuickStep Floors liderando al inmenso grupo. Ya en el Cipressa, la fuga era cazada. Los sprinters como Bouhanni, Ewan, Cavendish, etc… comenzaban la ascensión en cabeza del pelotón con la intención de no descolgarse en esta subida.

En plena ascensión, Sunweb -con intención de cortar a sprinters puros-, endurecía el ritmo fraccionando al pelotón durante unos instantes. Cuando todo parecía volver a la calma, sería Tim Wellens (Lotto-Soudal) el  que arrancaría y tomaría una pequeña renta con respecto al pelotón, quienes no paraban de implementar la marcha impidiendo al belga abrir hueco y haciendo que diversos sprinters comenzasen a sufrir. Wellens volvía al redil, mientras que veíamos a un Mark Cavendish reventado descolgado del gran grupo. Así se coronaba la Cipressa, con un gran grupo en cabeza de carrera liderado por el Bahrain Merida enfilando al lote durante el descenso.

Terminada el descenso, los ataques volvían a la cabeza de carrera, siendo los  más interesados, una vez más, Lotto-Soudal. A pesar de los intentos, el pelotón lograba solventarlos sin parar el ritmo de crucero ahora marcado por el equipo de Peter Sagan, Bora Hansgrohe.Todo se decidiría en el Poggio. Ya quedaban 10 kilómetros para la línea de meta y, el giro a derechas clásico de inicio del repecho llegaba. Veíamos el mítico cartel que indicaba a los ciclistas que se encontraban en el temido Poggio. Todos sabían que ahí era el momento donde se debía de dar el do de pecho y demostrar que se estaba en plenas condiciones para disputar el triunfo de etapa.

Ya en el Poggio, Sky con su ya famoso treno marcaba el ritmo del pelotón y, a su rueda, Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) -quien tenía hasta la aproximación del Poggio hasta a tres compañeros-. Nadie se atrevía a arrancar y mover la primera ficha hasta quién sino que Peter Sagan lanzara un durísimo ataque dejando fuera de juego a todo el pelotón excepto a Michal Kwiatkowski (Sky) y Julian Alaphilippe (QuickStep Floors). Un movimiento muy táctico y parecía que premeditado. Por detrás, en el pelotón, todos sorprendidos y sin saber qué hacer.

Ya en las calles de San Remo, a 2 kilómetros de meta, Peter Sagan (Bora-Hangrohe), junto con Julian Alaphilippe (QuickStep Floors) y Michal Kwiatkowski (Sky), tenían una ventaja de 14″ con respecto a un pelotón liderado por Sonny Colbrelli (Bahrain-Merida). Parecía que el podio estaba delante. Ya en el último kilómetro a meta, Peter Sagan (Bora-Hangrohe) encabezaba la línea de recta. En el sprint, Michal Kwiatkowski (Sky) lograba ganar al poderoso eslovaco tras una durísima remontada.  Victoria para la épica. ¡Bravísimo para los dos!

Clasificación:

  1. Michal Kiwakowski (SKY) 7h 08′ 39″
  2. Peter Sagan (BOH) m.t.
  3. Julian Alaphilippe (QST) m.t.
  4. Alexander Kristoff (KAT) +0’05”
  5. Fernando Gaviria (QST) m.t.
  6. Arnaud Demare (FDJ) m.t.
  7. John Degenkolb (TSF) m.t.
  8. Nacer Bouhanni (COF)  m.t.
  9. Elia Viviani (SKY) m.t.
  10. Caleb Ewan (ORS) m.t.

 

Sprint Final. Diego Vos

 

Diego Vos Trespalacios

@diegovos_ en twitter. Apasionado de este deporte, el ciclismo. Con grandes ilusiones y un camino por recorrer. Luchando por hacer grande este proyecto tan bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.