Los principales velocistas hablan antes de empezar el Tour

Asisitimos al que quizá sea uno de los Tours más abiertos en todos los aspectos. En el apartado de velocistas la cosa no se queda atrás. Groenewegen, Greipel, Gaviria, Kittel, Demare, Kristoff, Sagan, Cavendish… Son muchos los aspirantes y no demasiadas las oportunidades.

Con las primeras etapas llanas, vestir el maillot amarillo es un objetivo jugoso para muchos. Un ejemplo es Fernando Gaviria. En declaraciones recientes a Radio Caracol, señalaba su intención de portar el maillot jaune, algo que solo un ciclista colombiano ha conseguido hasta la fecha: Víctor Hugo Peña.

“Llego muy bien fisicamente y en una gran forma. Portar algún día la camiseta de líder, es algo que solo un colombiano ha logrado y necesitamos que alguien acabe esa maldición”

André Greipel es otro de los velocistas que siempre hay que tener en cuenta. A pesar de sus 35 años, el Gorila de Rostock sigue siendo uno de los gallos de las volattas. Haciendo una temporada donde ha ido de menos a más, Greipel espera reencontrarse con el triunfo y sumar su décimosegunda victoria en el Tour de Francia:

“Tras mi caída en la Milan-San Remo hice un buen regreso, con victorias de etapa en los Cuatro días de Dunkerque y la Vuelta a Bélgica. Recientemente no he ganado, pero las cifras muestran que estaré en las mejores condiciones en julio. Habrá muchas oportunidades de carrera y tenemos que estar preparados para cada oportunidad. Comenzando con el primer día. El maillot amarillo está en juego ese día”

En contraposición con la veteranía de André Greipel, Dylan Groenewegen viene pisando fuerte y con ganas de reivindicarse. Después de su victoria en los Campos Eliseos el año pasado, el holandés ha demostrado tener un gran potencial para aguantar el paso de los días. Groenewegen destaca la fortaleza de sus lanzadores como su principal arma:

Tengo unos grandes lanzadores: Timo Roosen, Paul Martens y Amund Jansen. Nos comunicamos muy bien entre nosotros, lo que es muy importante. Además son rodadores muy potentes. Entre mis objetivos está intentar volver a ganar al menos una etapa. Si nos sirviese para vestir el amarillo sería perfecto.

El que ha sido claro dominador de las llegadas masivas el año pasado, Marcel Kittel, ha estado lejos de su mejor rendimiento durante todo el año.  El alemán se muestra prudente y admite que los objetivos no son los mismos que los del año pasado:

No soy el principal favorito para los sprints en el Tour de Francia. Aquí hay chicos que ganaron muchas carreras a lo largo del año. Empezamos con muchos objetivos la temporada y no todos los hemos podido conseguir, bien por piernas bien por mala suerte.  Conseguir ganar una etapa no sería mal resultado teniendo en cuenta la temporada que llevo

———–

Fuente de las declaraciones: Radio Caracol, Wielerflits y Cyclingnews

Imagen destacada: Cor Vos

Comentários no Facebook