Los Alpes aniquilan a los sprinters del Tour de Francia

Después de que el año pasado fuera uno de las ediciones con abandonos más tardíos y con mayor número de ciclistas llegando a París, este año se está viviendo una autentica carrera de supervivencia en el Tour de Francia. Por un lado, el nerviosismo de la primera semana ha obligado a abandonar a dos favoritos, como es el caso de Porte (BMC) y Urán (EF-Drapac). Sin embargo, más allá de las caídas, los velocistas de la ‘Grande Boucle’ están siendo exterminados por la dureza del recorrido.

Dentro de todos los abandonos que se han vivido hasta el momento en la ronda gala, el primero que se puede catalogar como ‘hombre rápido’ fue Michael Matthews (Sunweb), incapaz de partir en la quinta jornada debido a un proceso vírico. A partir de ese momento, pese a ocurrir más retiradas, los velocistas gozaron de varios días ideales para ellos y ninguno de ellos acompaño al australiano en esta ‘lista negra’. Pese a ello, la llegada de los Alpes lo cambió todo para estos corredores.

Mientras Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) -maillot verde- era capaz de filtrarse en la escapada en dos de las tres etapas, el resto de sus ‘colegas’ sufrían para seguir en carrera. Los primeros en verse obligados a regresar a casa fueron Marcel Kittel (Katusha-Alpecin) y Mark Cavendish (Dimension Data), superando ambos el fuera de control por varios minutos en la 11ª etapa con final en La Rosiere. Además, Rick Zabel (Katusha-Alpecin) fue repescado después de quedarse fuera por escasos segundos.

Sin embargo, aunque parezca mentira, el peor día para los velocistas llegaría durante este jueves. Los 175 kilómetros entre Bourg Saint Maurice y Alpe d’Huez se hicieron demasiado largos para muchos de ellos. Por esa razón, hasta cuatro ciclistas que podrían pelear por los puestos cabeceros en un sprint pusieron pie a tierra a medio camino: Fernando Gaviria (QuickStep Floors) -dos etapas ganadas-, Dylan Groenewegen (LottoNL-Jumbo) -dos etapas ganadas-, André Greipel (Lotto-Soudal) y Rick Zabel (Katusha-Alpecin).

Estos hechos dejan un panorama incierto para las etapas llanas que aún quedan por disputarse -13ª, 18ª y 21ª-. La poca presencia de sprinters a partir de ahora podría permitir triunfos a las fugas en estos escenarios, debido a la falta de control en el pelotón. En caso contrario, la lista de favoritos para una llegada masiva se ha reducido drasticamente: Sagan (Bora-Hansgrohe), Kristoff (UAE Team Emirates), Arnaud Démare (Groupama-FDJ), Sonny Colbrelli (Bahrain-Merida) y John Degenkolb (Trek-Segafredo).


Imagen destacada: Pauline Ballet/ASO

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook