10 nombres propios del Giro d’Italia 2017

  • Mikel Landa: La fortaleza

El español del Sky vino al Giro d`Italia con la intención de ganar la ronda italiana. Todo comenzó a la perfección hasta que en la etapa 9, cuando se iba a comenzar la ascensión a la cima del Blockhaus, una moto destruyó todos los sueños del vasco de cara a la general. Ese día perdería cerca de 30′.A partir de aquella jornada fatídica para la escuadra británica -a la postre perdería a Geraint Thomas para el resto de la carrera-, Mikel Landa comenzó a articular sus estrategias militares para infiltrarse, día sí y día también, en la fuga y así demostrar que era el más fuerte de la carrera y, además, hincharse a victorias de etapas.

Para su desgracia, y por problemas de no saber colocarse bien en los metros finales, no pudo lograr ese objetivo de `hincharse a etapas’. Tras intentar ganar no una, ni dos, ni tres veces; sino cuatro veces una etapa, el corredor de Murgia lo conseguía en la 19º etapa que finalizaba en alto dando una auténtica exhibición de poderío y de piernas, logrando incluso subir al mismo ritmo que los favoritos.

  • Nairo Quintana: La calidad innata

Quizá no haya sido la mejor Gran Vuelta que haya disputado el colombiano, pero sí le ha servido su calidad en las piernas para lograr un 2º puesto. El colombiano ha sido criticado por su conservadurismo, y bien es cierto que no ha realizado grandes movimientos exceptuando aquel día en Blockhaus. En Oropa, fue secado y neutralizado por el holandés Tom Dumoulin (Sunweb) y realizó alguna que otra maniobra más en la carrera, pero que siempre le veíamos que le costaba continuar el ritmo y mantener esa descomunal capacidad de desarrollo de vatios que tiene habitualmente.

Parecía no estar en plena forma, así lo ha corroborado Jose Luis Arrieta al finalizar el Giro y lo corroboraba el ciclista colombiano en una entrevista tras la Corsa Rosa. Nairo Quintana acababa el Giro 2º y lograba hacer historia alzándose a un escalón donde sólo encontramos otros tres ciclistas, capaces de conseguir tres podios seguidos en Grandes Vueltas: Merckx, Hinault y Sastre. Y sólo tiene 27 años.

  • Vincenzo Nibali: La experiencia y el hijo predilecto de Italia

No había ciudad o pueblo italiano que no portarse bandera, pancarta o careta que animase a Vincenzo Nibali. Lo Squalo, corriendo en casa, ha logrado ingeniárselas para acabar en el podio. No ha sido aquel ciclista de hace unos años, atrevido y sabedor de su buena condición física. No. Pero sí ha sido el ciclista ambicioso que lucha con uñas y dientes para volver a la pelea por la maglia rosa.

El italiano se descolgaba, y seguía pedaleando con la intención de volver al pelotón. También ha utilizado su ingenio para meter presión tanto a Nairo, como a Dumoulin y al resto de sus rivales. Lo consiguió. Podemos decir que este podio es mérito de su experiencia en las Grandes Vueltas, además de su inteligencia. Sabía que no debía gastar muchas fuerzas y que era una competición de gran fondo.

  • Thibaut Pinot: El atrevimiento.

Quién le iba a decir a Thibaut Pinot que a falta de una etapa para el final se iba a encontrar a 0’43” segundos de proclamarse ganador del Giro d’Italia cuando en la 17º etapa el francés se encontraba a 2’38” de Tom Dumoulin. Gracias a su perseverancia y a no conformarse, Pinot atacó y atacó logrando posicionarse a esa distancia -43″- en la rampa de salida de la última crono de esta carrera. Finalmente, logró un 4º puesto que le ha sabido a poco. Eso sí, gracias a su ambición logró llevarse también una etapa, la 20ª.

  • Tom Dumoulin: la calculadora perfecta

Poca gente apostaba por él como vencedor de la general, al no ser un escalador puro y complicarle el objetivo de llegar de rosa a Milan una última semana plagada de colosos monañosos. Poco a poco, el neerlandés se fue consagrando. En Oropa, con una exhibición logró decir “¡Aquí estoy yo!”. Tras aquella etapa, Tom aventajaba en 2’47” a Nairo Quintana, quien había sido el más humillado en la jornada. Tras esa etapa, se perfilaba como el principal rival de todos los ciclistas escaladores para intentar sacarle el máximo de tiempo posible de cara a la contrarreloj final.

Tras una última semana donde Tom comenzó a perder tiempo culpa de la llamada de la naturaleza, todo parecía que iba a haber batalla hasta el final y que, de hecho, Tom podía perder la maglia en las últimas etapas como ya pasó en 2015 por la Sierra Madrileña en la Vuelta a España. Calculando sus fuerzas, el tulipán subía los puertos a su ritmo sabedor de su última bala en la 21º etapa. Ayer, por fin en su terreno, consiguió darle la vuelta a la tortilla alzándose tras una espléndida contrarreloj. El holandés logró dosificarse a lo largo de la última semana y llegar a la crono en plenas facultades.

  • Omar Fraile: coraje y atrevimiento

Lo que hizo en la 11º etapa camino al Bagno di Romagna fue para guardarlo en videoteca. Todo el día escapado y dando la cara -primero con Mikel Landa, después con Rolland-y por último con el francés y Rui Costa. Tras todo el desgaste físico que llevaba el español, logró batir al sprint al mismísimo Rui Costa, digno de pocos ciclistas, pues el portugués suele rematar la faena a la perfección. Sólo por esta etapa, Omar Fraile es merecedor de estar en esta lista, pues aquel día nos hizo saltar a todos de los sillones. Por otro lado, intentó luchar contra su paisano Landa por la maglia azzurra, una lucha que se le hizo demasiado larga.

  • Fernando Gaviria: La velocidad

Parecía que iba a ser difícil, o casi imposible, ser el dominador total de las volattas. Teniendo a André Greipel (Lotto-Soudal), Bennett (Bora Hansgrohe) o Caleb Ewan (Orica Scott), todo hacía indicar que el reparto de etapas sería equitativo. Pues todo esto se lo comió Fernando Gaviria y el Quick tep Floors que colocó a la perfección en todos los sprints al colombiano. Incluso en la 3º etapa se exhibieron realizando un abanico que dejó cortado a todo el pelotón, incluso a un experimentado Andre Greipel. Fernando Gaviria logró alzar los brazos hasta en cuatro ocasiones y coronarse en Milán con la maglia ciclamino.

  • Bob Jungels: la juventud

Bob Jungels, si el año pasado se exhibió, este año mucho más. Logró portar la maglia rosa unos días, logró formar el abanico que dio la primera victoria a Fernando Gaviria quitándole mucha presión y además ha logrado una etapa. Si todo esto ya está bien, decir que el ciclista de 24 años ha logrado por segundo año consecutivo estar dentro del top 10 de la clasificación general y, además, llevarse la maglia bianca. Podríamos decir que Bob Jungels, tras esta 100º edición del Giro d`Italia, ha dado un paso de gigante en sus aspiraciones como vueltómano de futuro.

  • Jan Hirt: la revelación

El checo de 26 años comenzó el Giro siendo un ciclista más del pelotón -pese a su 3ª plaza en el Tour of Croatia-. A medida que fueron pasando los días, iba ascendiendo en la general -mencionar que jamás en todo el Giro perdió posiciones-. Tras 13 etapas logró subirse al top 20 y finalmente ha estado apunto de colarse dentro del top 10 quedándose  12º. Destaca por su buenas aptitudes para escalar y filtrarse en la fuga, pues casi todos los últimos días ha estado en ella. Muy difícil será para CCC-Sprandi-Polkowice retener a esta perla del ciclismo del este.

  • Franco Pellizotti: el gregario de lujo

Qué decir de Franco Pellizotti. 21º en la general, pero lo más importante, mano derecha de Vincenzo Nibali. El compatriota del Tiburón pasó a ser el hombre de confianza de Nibali en la última etapa donde Siutsou (Bahrain-Merida) no estuvo a la altura. Antes había trabajado como el que más, pero el ciclista de 39 años maravilló a todos por su tremenda labor de gregario de lujo ascendiendo Piancavallo.

También ha sido clave para Vincenzo fuera de la carretera. De vez en cuando, desde Eurosport se le entrevistaba al italiano y se le preguntaba por Nibali. Este siempre contaba cómo le veía y dándole ánimos siempre diciendo que iba a más. Sin duda ha sido fuente de motivación del siciliano en momentos de depresión. Gran gregario que cualquier director deportivo querría tener en sus filas.


Imagen destacada: Giro d’Italia

Sprint Final. Diego Vos (@diegovos_)

Diego Vos Trespalacios

@diegovos_ en twitter. Apasionado de este deporte, el ciclismo. Con grandes ilusiones y un camino por recorrer. Luchando por hacer grande este proyecto tan bonito.

2 thoughts on “10 nombres propios del Giro d’Italia 2017

  • 29 mayo, 2017 en 19:26
    Permalink

    Y Rui costa? Lo portugues de la UAE? A mí me parece que él ha estado entre los mejores! Por su combatividade no?

    Responder
    • 29 mayo, 2017 en 22:32
      Permalink

      Sí es cierto que Rui Costa podría ser otro ciclista que ha sobresalido en el Giro. Gran ronda italiana del portugués que sólo le faltó culminarla con una victoria

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.