Liège-Bastogne-Liège 2017 – Cuarto triunfo en Ans de Alejandro Valverde para recordar a Scarponi

Para poner fin a la temporada de clásicas primaverales y dar paso a la primera Gran Vuelta del año, se celebraba en la jornada de hoy el cuarto monumento del año, la Liège-Bastogne-Liège. Conocida en el argot ciclista como la Doyenne, tenía un recorrido de 258 kilómetros con multitud de cotas y con final en Ans.

Aunque el tiempo respectó a la carrera, las bajas temperaturas fueron las protagonistas del día desde el inicio de la clásica. Antes de empezar, se guardó un minuto de silencio en memoria del malogrado Michele Scarponi, que perdió la vida en el día de ayer debido a un atropello. Los ciclistas de Astana salieron desde la primera fila y con un brazalete negro en el brazo recordando al italiano.

Aunque fue Thomas De Gendt (Lotto Soudal) el que realizó el primer ataque tras darse el banderazo de salida, fueron Bart De Clercq (Lotto Soudal), Nick van der Lijke (Roompot-Nederlandse Loterij), Tiago Machado (Katusha-Alpecin), Anthony Pérez (Cofidis), Stéphen Rossetto (Cofidis), Mekseb Debesay (Dimension Data), Aaron Gate (Aqua Blue Sport) y Fabien Grellier (Direct Energie) los que formaron la escapada del día. El trabajo de los ocho de cabeza era muy sincronizado y con 16 kilómetros disputados ya contaban con 4′ de diferencia con el pelotón que rodaba tranquilo sin pensar en el peligro de los de delante. A pesar de que Olivier Pardini (WB Veranclassic Aqua Protect) intentó unirse a la aventura de los fugados, pronto fue absorbido de nuevo por el grupo mayoritario.

En el kilómetro 55 y los ocho de la fuga dirección a Bastogne, contaban con 10′ justos de ventaja. Mientras tanto, el pelotón era dirigido por Movistar protegiendo a Alejandro Valverde, su jefe de filas.

Olivier Pardini (WB Veranclassic Aqua Protect) de nuevo intentó unirse a los escapados pero en la Côte de Roche, con 20″ de desventaja con ellos, volvió a quedarse descolgado y de nuevo atrapado por el pelotón. En el kilómetro 100, los fugados contaban con más de 13′ de ventaja con el resto pero a medida que los kilómetros iban pasando, la diferencia poco a poco se reducía y en el kilómetro 156 estaba en 11’25″con el pelotón comandado por Sky, Movistar y Quick Step Floors.

Tras el paso por la Côte du Pont, Mekseb Debesay (Dimension Data) no podía aguantar el ritmo de los compañeros de la fuga y se dejaba caer de nuevo al pelotón. Simon Gerrans (Orica-Scott) y Mickaël Chérel (AG2R La Mondiale) atacaron a su paso por la Côte de Bellevaux, sin embargo, el pelotón neutralizo la intentona.

Quedaban 70 kilómetros y la diferencia entre el pelotón y los siete fugados era de 8’30”. El Quick Step Floors era quien tiraba del pelotón en aquel momento con la intención de llevar a Daniel Martina hacia su segunda victoria en esta clásica. En el paso por el Col du Rosier, a falta de 59 kilómetros, la diferencia se había reducido a 6’30”.

Varios ciclistas del pelotón como Cesare Benedetti (Bora-Hansgrohe), Carlos Betancur (Movistar), Gianluca Brambilla (Quick Step Floors), Alessandro De Marchi (BMC), Omar Fraile (Dimension Data), Nathan Haas (Dimension Data) y Pierre-Roger Latour (AG2R La Mondiale) atacaron en la Côte de la Redoute, pero sin más distancia que la de un par de segundos. Rápidamente fueron neutralizados por el gran grupo al llegar a la cima de la cota.

La Côte du Redoute hizo daño a los escapados ya que en ese punto se rompió en mil pedazos. Anthony Pérez (Cofidis) se quedó sólo al frente de la carrera con el resto de los escapados a la caza del francés y el pelotón a una diferencia de 3’30”.

Tras el paso por la Côte de la Roche-aux-Faucons, las piernas de Anthony Pérez (Cofidis) dijeron basta y fue absorbido por el pelotón, sin embargo su compañero de equipo Stéphane Rossetto (Cofidis) le relevó en la parte delantera de la carrera. En aquel momento, a falta de 16 kilómetros, hubo un ataque de Michel Woods (Cannondale-Drapac), Davide Formolo (Cannondale) y Tim Wellens (Lotto Soudal).

Quedaban 10 kilómetros por delante y Tim Wellens (Lotto Soudal) fue el único que se unió a Stéphane Rossetto (Cofidis) con una diferencia de 10″ con el pelotón. Empezaba la última cota del día, la Côte de Saint-Nicolas y Davide Formolo (Cannondale-Drapac), conseguía sobrepasar al belga para ponerse en solitario al frente de la carrera con una diferencia de 8″.

Quedaba 1 kilómetro para llegar a meta y Davide Formolo (Cannondale-Drapac) estaba sufriendo en la parte delantera de la carrera. Atacando por la parte de fuera del grupo perseguidor, Daniel Martin (Quick Step Floors) conseguía zafarse de sus rivales y sobrepasaba al italiano de Cannondale-Drapac como una flecha.

El irlandés se posicionaba muy bien para lograr su segunda Liège, pero llegó a su rueda Alejandro Valverde (Movistar) y como es costumbre en este tipo de llegadas, el murciano tiene un rush muy superior al resto y consiguió adelantar a Daniel Martin (Quick Step Floors) y lograr su cuarto triunfo en Ans. Un triunfo que fue dedicado a su gran amigo Michele Scarponi, que entre lágrimas le recordaba al cabo de unos segundos de cruzar la meta. En tercer lugar llegó Michal Kwiatkowski (Sky).

CLASIFICACIÓN DE ETAPA

  1. Alejandro Valverde (MOV) 6h 24′ 27″
  2. Daniel Martin (QST) m.t.
  3. Michal Kwiatkowski (SKY) +3″
  4. Michael Matthews (SUN) m.t.
  5. Ion Izagirre (TBM) m.t.
  6. Romain Bardet (ALM) m.t.
  7. Michael Albasini (ORS) m.t.
  8. Adam Yates (ORS) +7″
  9. Michael Woods (CDT) m.t.
  10. Rafal Majka (BOH) m.t.

 

Fotografía: Tim de Waele

Sprint Final, Jaume Colomines (@jaumecolomines, @jaume_colomines)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.