Las conclusiones de la Emakumeen Bira 2018

Sin duda alguna, la reciente Emakumeen Bira ha sido la primera gran carrera del Women’s WorldTour. De ella se pueden sacar varias conclusiones de cara a la segunda parte de la temporada y al futuro de la carrera vasca.

Por si había dudas, según lo visto en la primera y cuarta etapa, las mejores escaladoras del panorama internacional son Asleigh Moolman-Pasio (Cervélo-Bigla), Annemiek van Vleuten (Mitchelton-Scott) y Anna Van der Breggen (Boels-Dolmans); pero con corredoras como Amanda Spratt (Mitchelton-Scott), Sabrina Stultiens (WaowDeals), Ane Santesteban (Alé Cipollini), Eider Merino (Movistar) y Aafke Soet (WNT-Rotor) muy cerca de ellas. Esto quiere decir que hay 2 españolas entre las mejores escaladoras del mundo. Debido a la gran participación de la Bira, pocas corredoras más podrían entrar en ese grupo; estas podrían ser  Katie Hall (UnitedHealthcare), Tayler Wiles (Trek-Drops) y Kasia Niewiadoma (Canyon-SRAM) –que destacaron en el Women’s Tour of California-.

Por ello, habrá que tener muy en cuenta el potencial escalador del Mitchelton-Scott en el Giro Rosa aunque las etapa “monopuerto” van a dejar pocas opciones tácticas. De entre las mencionadas anteriormente, los equipos de Hall, Merino y Soet no han sido invitados a la carrera italiana por lo que las demás ciclistas mencionadas podrían entrar en el top-10 de favoritas al ser un Giro montañoso y en principio previsible.

Además, no podemos obviar la polémica sobre la invitación de los equipos vascos a la carrera con declaraciones públicas su organizador argumentando su “poco nivel deportivo”. Tal y como dijimos, el Bizkaia Durango-Euskadi Murias tiene un nivel más que suficiente sin tener en cuenta que sea un equipo vasco: 19ª en la general (Alizze Arzuffi) y 14ª por equipos (de 24) con Lucía González, Cristina Martnez y Danielle Christmas casi siempre en los segundos grupos. En cuanto a corredoras vascas, Ane Iriarte abandonó en la primera etapa y Lierni Lekuona pudo acabar, no sin dificultades, la carrera (100ª de 101). Como hemos dicho, este equipo con o sin ciclistas vascas tenía nivel suficiente para participar.

Del Sopela ya dijimos que era un caso mas complicado. Aún así, puesto 19 en la clasificación por equipos (oficialmente últimos), pero hubo 5 equipos que no pudieron clasificar al acabar con 2 o menos ciclistas. De ellos, al menos Valcar-PBM obtuvo la clasificación de la montaña con Asja Paladin. Es decir, Sopela no han desentonado entre algunos de esos equipos que fueron invitados antes por la “vía oficial de méritos”. Como corredoras de casa, Ziortza Isasi abandonó en la tercera etapa y Enara Gómez fue 97ª. Sus tres corredoras acabaron entre el puesto 94 y 97 (de 101), demostrando un nivel bajo, pero no el peor como “para no dar el nivel para correr esta carrera“.

El escaso calendario UCI asequible cerca de nuestras fronteras provoca que otros equipos de similar nivel sumen fácilmente mas puntos y parezca que tienen un nivel deportivo superior. El Sopela destacó en China (su primera carrera UCI fuera de España), mientras para otros equipos esas carreras exóticas son mas que habituales.

Respecto al recorrido este no defraudó. A pesar de un diseño de la tercera etapa algo decepcionante, gracias a que algunas ciclistas la utilizaron para coger la fuga y recortar tiempo no hubo ninguna etapa de relax. Mencionar que como hemos visto en el ciclismo competitivo, una crono larga no condiciona la carrera si después hay dureza suficiente. Por último, se echó en falta otra etapa más, que esperemos la ronda vasca la recupere, como última oportunidad para dar la vuelta a la carrera. Y por supuesto, también se echó en falta una mayor cobertura mediática con más minutos de televisión en directo aunque eso no es culpa de la carrera sino de los medios de comunicación e instituciones.

Como punto negativo hay que decir que la circulación estuviese abierta durante la crono creó momentos de peligro. Esperemos que la UCI no tome nota pero sí el organización para arreglarlo. En una carrera fuera del WorldTour esas situaciones se podrían dar (como ya ha pasado en la Bira, incluso con paralización de la carrera por mala señalización), pero el WorldTour se supone que exige unos estándares de calidad y seguridad.

Sobre el futuro de la carrera para la edición del 2019, se ha confirmado Bilbao como inicio de la carrera -¿Vivero en el tramo final?-, una etapa en Arrrasate y otra en Iurreta, seguramente el final de la carrera. Una etapa final que visto el éxito de su trazado de este 2018 por qué no repetirlo.


Imagen destacada: Tim de Waele/TDWSport.com

Sprint Final, Ibai Lara (@ibai_lara@ibai_lara)

Comentários no Facebook