David Lappartient, nuevo presidente de la UCI

Uno de los principales puntos del día del 186º congreso de la UCI celebrado en Bergen era la elección del presidente del organismo que rige el ciclismo a lo largo y ancho del planeta. El francés David Lappartient consiguió la mayoría y derrotó a su rival, el hasta entonces presidente Brian Cookson, convitiéndose en nuevo dirigente de la organización.

Lappartient lograba imponerse en la votación con 37 votos frente a los 8 de su contrincante. Cookson es el primer presidente de la UCI que no logra repetir elección. Se convierte así en el presidente con el mandato más corto de la historia de solo 4 años. Las encuestas daban como favorito al británico, pero Lappartient logró darle la vuelta a las previsiones y obtener el cargo.

Se trata del primer presidente francés del organismo en más de sesenta años. Tiene una abultada carrera profesional con numerosos cargos al frente de organizaciones ciclistas. Entre ellos, destacan los de presidente de la Federación Francesa de Ciclismo (2009-2017) o la presidencia de la Unión Europea de Ciclismo que ocupa desde 2013. Además, es el consiller general del pequeño departamento francés de Morbihan.

Su objetivo prioritario, ha afirmado tras su elección, es la lucha contra el fraude tecnológico.

La prioridad entre todas las prioridades es el tema del fraude tecnológico. Quiero que la UCI sea ejemplar en ese asunto. Los corredores que entrenan duro merecen otra cosa que rumores sobre bicicletas eléctricas.

Su mensaje es claro. Renovar el ciclismo desde dentro para convertirlo en un deporte que muestre credibilidad y no siembre dudas. Pasión, esfuerzo y dedicación. Estos son los pilares básicos que pretende instaurar el nuevo presidente como bases del ciclismo profesional. Pretende así dejar atrás, de una vez por todas, la oscura sombra del dopaje que persigue a este deporte día tras día.

El hasta ahora vicepresidente de la UCI ha aprovechado su primer discurso como presidente electo para enviar un mensaje de tranquilidad a todos los trabajadores de la organización.

El cambio genera miedo, es normal, pero me gustaría confiar en los empleados de la UCI. Conozco su valor y profesionalidad. Necesitamos su experiencia y compromiso para trabajar juntos en la ejecución de este plan cuatrienal. Estaré en la sede de la UCI en Aigle para reunirme con todos y empezar a cumplir  lo prometido en mi programa.

Fuente: UCI

Fotografía: WimidediaCommons

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.