La UCI investiga al Androni, Wilier y Bardiani por hacer que algunos corredores paguen por correr

Aunque es un secreto a voces que algunos corredores pagan, directa o indirectamente, por correr en algunos equipos Continentales es más difícil que ocurra en equipos Profesionales Continentales.No se debe justificar esa práctica en ningún caso pero para que algunos equipos Continentales subsistan puede ser “normal” esa práctica (seguro que en todos los equipos humildes de todos los deportes pasa) pero en equipos totalmente profesionales como se supone que son los ProConti es totalmente rechazable.

En ese caso se estaría provocando una competencia desleal en un deporte completamente profesional en el que las normas deben ser iguales para todos -recordemos que los equipos Continentales parte de las normas dependen de su federación nacional y sí podría haber diferencias-. El Comité Olímpico Italiano detectó un sistema por el que los corredores pagaban para formar parte de las plantillas de algunos equipos ciclistas de su país. A pesar de que los responsables deportivos de los equipos fueron exculpados, la Unión Ciclista Internacional ha seguido con el caso y está realizando su propia investigación, ya que quedó fielmente documentado que sí existió esa práctica.

Por una parte Matteo Mammini contó que Gianni Savio, director del Androni Giocatyoli-Sidermec, le pidió 50.000 euros para tener un contrato profesional aunque Mammini no pagó.Por otra parte, Patrick Facchini afirmó que debía llevar un patrocinador al mismo equipo para poder firmar. Y añadió que Marco Frapporti y Antonio Parrinello hicieron lo mismo para unirse al equipo dirigido por Gianni Savio (el conjunto transalpino suele ser el equipo con mas patrocinadores en el maillot).

Esta segunda practica no debería ser rechazable ya que existen “cuotas” de corredores del país (Fuji con corredores estadonidenses en el Caja Rural, Astana con los kazajos…) o corredores de la zona (AMPO con Aitor Pérez Arrieta hace unos años). Hace una década fue conocido el caso del paso a profesionales, en el equipo Continental Colombiano del ATOM, del cicloturista y empresario Mikel Azparren, tras aportar el patrocinio de su propia empresa: Azpiru. En otros deportes, por ejemplo los de motor, esa práctica de aportar patrocinador para correr es muy habitual.

La UCI ha solicitado a través de sus abogados toda la información disponible para que su Comisión decida si desciende de categoría a Androni Giocatoli-Sidermec, Wilier-Selle Italia y Bardiani-CSF. En 2017, las tres estructuras planeaban conservar su plaza de Profesional Continental. Cabe recordar que Italia no dispondrá la próxima temporada de ningún equipo en el WorldTour, ya que el Lampre-Merida se denominará TJ Sport, con propietarios chinos. Tres de sus cuatro escuadras ProConti (la otra es el Nippo- Vini Fantini) corren ahora peligro.

Ivan Santarromita, en febrero de 2016, tras su marcha al SkyDive declaró:

Sabía que el ciclismo italiano estaba en crisis, por eso no estaba dispuesto a pasar por la situación que viven algunos de sus compañeros de profesión. Se ha podido leer en los periódicos que hay corredores que pagan por correr. Con solamente el Lampre-Merida en el WT es dificil encontrar soluciones, por eso me fui fuera de Italia; a la que para mi era la mejor opción, Skydive.

Simone Cadamuro también admitió esas prácticas:

Pagar por correr es una práctica tan antigua como el mundo. He visto a muchos corredores pagar para pasar a profesionales. También se me pidió a mí.

Seguramente no ocurra nada pero por el bien del ciclismo estos datos deberían salir a la luz, porque si realmente no se impone ninguna sanción, porque lo consideren legal, no deberían esconderse. Siguiendo con el símil en los deportes de motor estos no se esconden en pedir patrocinadores para poder correr.

Fuente: AsMarcaciclismowebcyclingpro.itbdc-mag

Imagen destacada: OA Sport

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.