La retirada diferente de Carmen Small y Emma Johansson

La estadounidense Carmen Small había estado pensando en retirarse del ciclismo profesional, cuando Bo Handberg Madsen se acercó a ella a principios de octubre con una propuesta que despertó su interés. Madsen estaba buscando a una corredora experimentada para desempeñar un papel como directora para su joven equipo danés, y pensó que Small podría encajar en su proyecto.

Por su parte ya sabíamos que la sueca Emma Johansson había anunciado su retirada a finales de este año, sin embargo aún quedaba la duda que papel iba a desempeñar en el equipo Wiggle-High5 ya que había firmado por 2 años. En principio correrá en otras disciplinas aunque aún no cierra la puerta a competir en la carretera aunque no a un nivel de exigencia alto.

El papel de Small se extenderá más allá de las dos ruedas. Recientemente en el programa de la “UCI Sport Directors“,  obtuvo licencia como directora deportiva. La temporada 2017 será de transición para Small, ya que pasará de ser corredora a aprender a dirigir el equipo.

La clave de este acuerdo es que voy a dirigir algunas de las carreras este año. Eso fue realmente influyente para mi decisión. Sé como lo hace una corredora y lo que quiero de un director, pero no sé realmente lo que hace un director. Eso es lo que aprenderé este año.

La experiencia que la estructura del Virtu Pro-VéloConcept ofrecerá a Small es parte de un concepto más amplio que el equipo espera utilizar con todas corredoras. El nuevo proyecto Riis-Seier, que gestiona tanto el equipo masculino como el femenino, se extiende más allá de las carreras de ciclismo. Bo Handberg Madsen, el director del proyecto, lo explicó de este modo:

El proyecto es otra cosa más allá el ciclismo. Los equipos son sólo una parte de ella. Hay un montón de cosas diferentes que se acumulan en todo el equipo. Vamos a tener dos academias de ciclismo -en Lucca y en Mallorca-. Cada semana, una corredora y un corredor irán allí a enseñar a los jóvenes. Les ayudaremos a conseguir sus objetivos , participar y obtener una educación para que tengan más posibilidades de futuro.

Este es un concepto que llamó la atención de Small, ya que comenzó a contemplar su retirada tras una trayectoria profesional de una década. Dejó de enseñar matemáticas en la escuela secundaria en 2008 para hacer varios viajes a Europa con la selección nacional estadounidense. Firmó su primer contrato profesional con Aaron un año después.

A diferencia de muchos de sus jóvenes compañeros de equipo, Small sabe mucho sobre la vida adulta más allá del deporte. A pesar de la profundidad de sus experiencias pasadas, incluso Small luchó con la idea de retirarse del deporte.

Yo estaba un poco perdida, para ser honesta. No sabía lo que quería hacer, no necesariamente quería alejarme del deporte, quería continuar, pero no sabía cómo … y luego Bo se acercó a mí. Empezamos a hablar, y me propueso el curso del director y lo que quería hacer para permanecer en el deporte.

Madsen ha indicado que considera la firma Small como una gran noticias para su joven equipo. La pareja ha hablado por “horas y horas” en el teléfono, dijo Madsen, sobre los objetivos a largo plazo para este proyecto.

El programa incluye oportunidades de educación que permiten a los corredores convertirse en profesionales y prepararse para la vida después del deporte. Aunque tanto los hombres como las mujeres de Team Virtu Pro-VéloConcept pueden aprovechar este set-up, Madsen cree que el equipo femenino se beneficiará mucho más de este modelo debido a la diferencia de salarios y medios entre el ciclismo masculino y el ciclismo femenino.

Un corredor en el top 100 en el WorldTour tiene un buen nivel de vida y ahorros. Si usted es una de las 100 mejores corredoras en el Women’s WorldTour… tiene que tener algo más o alguien que la puedaalno ser que sea uno de los mejores corredoras.Todos esperamos que los cambios en el futuro, pero esa es la realidad en este momento. Tenemos que hacerlo para que puedan vivir del ciclismo.

Tanto Madsen como Small son conscientes de que un proyecto como este debe ser a largo plazo. Ambos están de acuerdo en que el primer paso es fomentar un espíritu de equipo que servirá como el corazón de un proyecto que crece.

La transición a la retirada de Johansson será diferente. Durante los últimos ocho años, Johansson ha dividido su tiempo en casa entre Noruega y Bélgica, pero también hizo una temporada en el País Vasco al comienzo de su carrera. Habla cinco idiomas. Su conexión con tantos lugares y culturas diferentes ha ampliado su atractivo y ha dado como resultado una base de aficionados leales, apasionados y variados una base de fans que sin duda se alegraron del comunicado que indicó que Johansson había retrasado su retirada.

Cuando firmé el contrato de dos años el año pasado, sabía que Rochelle Gilmore quería seguir trabajando conmigo de una manera u otra. Esa fue la única cosa muy clara que conocí sobre los objetivos de Rochelle. Por mi parte, sabía que quería hacer otras cosas: Ciclocross, MTB y otras muchas que no puedes hacer estando al más alto nivel.

Por ello; la sueca, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Rio el pasado verano, tiene claro que no seguirá siendo una ciclista en activo al 100%. Seguirá compitiendo, pero con la tranquilidad de no tener presión por obtener buenos resultados cada vez que se suba a una bici:

Puedo decir con seguridad que estoy retirada del primer nivel. No voy a entrenar 1.000 horas el próximo año. Haré la mitad, competiré en MTB… No tengo pensado competir en una carrera de carretera, pero nunca se sabe. Estoy haciendo ciclocross ahora mismo y quiero hacer algunas carreras de maratón. Sea la disciplina que sea, esta claro que tanto Rochelle como yo queremos que vista el maillot de Wiggle-High5.

Fuente: cyclingnews.com

Fotografia: Sean Robinson (Velofocus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.