La peligrosa y accidentada curva de Sormano

Las cámaras de televisión nos mostraban ayer durante el descenso de Sormano en Il Lombardía, la terrible y esperpéntica caída de Laurens De Plus (QuickStep Floors), que afortunadamente no trascendió más que el susto que nos quedó en el cuerpo y contusiones en su rodilla derecha. Sin embargo, otros ciclistas cayeron en el mismo descenso teniendo una suerte dispar. Además del belga, los otros accidentados fueron Jan Bakelants (AG2R-La Mondiale), Daniel Martínez (Wilier Triestina-Selle Italia) y Simone Petilli (UAE Team Emirates).

Jan Bakelants fue el peor parado, ya que sufrió un traumatismo en la espalda después de caer más abajo en el mismo barranco que Laurens De Plus. El equipo AG2R La Mondiale confirmó más tarde que el ciclista permanecía estable pero que el diagnóstico dictaminó que sufría una fractura en siete costillas y como lesión más grave, la compresión de la primera y la tercera vertebra lumbar.

Simone Petilli se mantiene aún en observación en un hospital de Varese, habiendo sufrido una conmoción y una laceración en la frente así como contusiones en su hombro y cadera del lado derecho. Su equipo, horas más tarde, confirmó que el ciclista sufría una fractura del cóndilo occipital derecho, una fractura transversal en la parte derecha de la primera vértebra dorsal, una rotura de la clavícula derecha y una fractura del hombro derecho, además de heridas cerca del ojo derecho.

Daniel Martínez también se estrelló en el mismo lugar y sufrió lesiones en su lado izquierdo. Fue llevado al hospital de Erba para la evaluación, pero el equipo confirmó que se había librado de cualquier fractura y que participaría en el Tour de Turquía que arranca el próximo martes como estaba previsto.

El descenso desde el Sormano comenzaba con tan sólo 50 kilómetros para llegar a Como, y a pesar del clima favorable que reinó en el día de ayer, la naturaleza escarpada y técnica del descenso lo convierte en uno de los tramos de carretera más peligrosos del calendario WorldTour. La zona del accidente, tiene una parte oscurecida por el muro de piedra que no deja que se proyecte la luz del sol y puede provocar caídas como las vividas.

Fuente: Cyclingnews

Fotografía: Kristof Ramon

Sprint Final, Jaume Colomines (@jaumecolomines, @jaume_colomines)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.