Kittel se quita presión de cara al Tour

A falta de pocos días para el comienzo del Tour de Francia, el líder del equipo Katusha Alpecin para los sprints, Marcel Kittel, ha hecho una valoración de lo que va de temporada y de sus aspiraciones en la carrera francesa. Tras ser el gran dominador de los finales masivos en la pasada edición, el alemán no ha logrado encontrar buenas sensaciones en la presente temporada tras el cambio de equipo.

Tras varios años arrasando en los sprints, junto al Quick-Step y su temible treno, el alemán cambiaba esta temporada de equipo uniéndose al equipo Katusha. Desde el primer día el reto estaba claro, formar un nuevo treno implacable para mantener su hegemonía.

Para muchos, la adaptación del alemán y de su nuevo equipo al potente sprinter sería sencilla. No obstante, la realidad ha sido muy diferente. Solo dos victorias en esta temporada, ambas logradas en la Tirreno-Adriático. Ni en el peor de los casos se esperaba este nefasto rendimiento del hombre que el pasado año lograba cinco triunfos en el Tour de Francia.

Por ello, el alemán ha querido mostrarse cauto y evitar presiones extras para él o su equipo a la hora de buscar triunfos en la carrera francesa:

No puedes marcarte el objetivo de ganar en cinco ocasiones en el Tour. Por ello, vamos a intentar una primera victoria y después ya se verá, es lo mejor.
El comienzo de año ha sido muy duro, mucho peor de lo que esperaba. Aún así creo que estoy donde quiero estar, me habría gustado ganar más carreras pero creo que no he dado lo mejor de mí en muchas de ellas.

Si bien aún no han dado su mejor versión, lo cierto es que el potencial del equipo Katusha existe a la hora de formar un buen treno al sprint. Rick Zabel, como lanzador, y Nils Politt o Tony Martin, entre otros, como potentes rodadores para los últimos kilómetros deberían de ser suficientes para pelear con los mejores equipos de la especialidad.

El Tour de Francia de 2018 se presenta como una gran prueba para Marcel Kittel y sus compañeros frente a los mejores equipos y especialistas de la velocidad. Muchos grandes nombres y, en principio, mucha igualdad para todos en unos finales que por ahora parecen muy abiertos.

El alemán ha querido dejar un último mensaje de optimismo con el que pretende animarse y animar a los suyos en el que puede ser su peor Tour de Francia desde que está en la élite o un cambio de chip y un gran impulso para su nueva formación:

Me siento muy bien, siento que estoy en un buen momento de forma.

 


Fuente. Cyclingnews
Imagen destacada. Twitter
Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Comentários no Facebook