Incertidumbre en el futuro del Cannondale-Drapac

La escuadra americana Cannondale-Drapac está pendiendo de un hilo tras el retiro de un patrocinador previsto para 2018. El equipo ha confirmado que necesita una cantidad alrededor de 7 millones de dólares para su supervivencia en la máxima categoría el próximo año. De igual forma, el equipo no ha dado más detalles de su continuidad.

Ayer por la noche el equipo anunció su búsqueda de patrocinio y la incertidumbre que ahora mismo vive Slipstream Sports, la propietaria de Cannondale-Drapac. La compañía informó ayer mismo durante el día a sus ciclistas y personal de la delicada situación que se está viviendo a la espera de un respaldo financiero, lo cuál hace peligrar su licencia UCI World Tour que actualmente posee. El equipo ante una situación tan extrema, ha liberado a sus corredores y personal de cualquier obligación contractual para el próximo año y les ha dado total libertad para buscar su mejor opción. Sin embargo, han dicho que si ese patrocinio llega y se puede mantener la categoría, los contractos seguirán adelante tal y cómo están a día de hoy. Los patrocinadores y socios actuales de la marca (Cannondale, Drapac, Oath, POC) se han comprometido con el equipo para 2018, así que sólo falta un pequeño apoyo para poder mantener al equipo en vida en la máxima categoría del ciclismo mundial.

Hasta julio, el gerente Jonathan Vaughters estaba expresando incertidumbre sobre el futuro del equipo mientras trabajaba para conseguir socios de cara a 2018. Sin embargo, el 21 de julio el equipo anunció la llegada de Oath, una compañía de medios digitales, como nuevo patrocinador y las semanas siguientes, el equipo anunció nuevos contratos que se extienden hasta 2018 y más allá. Mientras que el compromiso de Oath sigue adelante, un patrocinador aún desconocido parece haber retrocedido en el acuerdo esperado para la próxima temporada, dejando al equipo entre algodones.

Recientemente Rigoberto Urán firmó un nuevo contrato de tres años que le vinculaba con Cannondale-Drapac. A menos que el equipo pueda encontrar los fondos necesarios, el ciclista colombiano cambiará de equipo al igual que el resto de sus compañeros con contratos vigentes.

Fuente: Slipstream Sports

Fotografía: Slipstream Sports

Sprint Final, Jaume Colomines (@jaumecolomines, @jaume_colomines)

Comentários no Facebook