Handzame Classic – Kristoffer Halvorsen, un futuro muy prometedor

Apenas queda un día para que en Italia se dispute el primero de los Monumentos del ciclismo de esta termporada. Una vez más, en un día sin grandes carerreras, es el incansable ciclismo belga el que hace más amena la espera. Esta vez era el turno de la 2ª prueba de las Napoleon Games Cup, la Handzame Classic. Con 202 kilómetros de recorrido, la prueba está protagonizada por un circuito en los alrededores de Kortemark al que deberían dar tres vueltas. El vencedor en un apretado sprint final ha sido Kristoffer Halvorsen (Joker-Icopal).

En los primeros kilómetros de carrera, sin grandes dificultades aparentes, se ha formado un primer grupo de escapados de 10 ciclistas; formado por Conor Dunne (Aqua Blue Sport), Max Kanter (Sunweb Development), Maxime Farazijn (Sport Vlaanderen-Baloise), Taco van der Hoorn (Roompot-Nederlandse Loterij), Timothy Stevens (Pauwels Sauzen-Vastgoedservice), Jason Lowndes (Israel Cycling Academy), Rob Ruijgh (Tarteletto-Isorex), Giacomo Berlato (Nippo-Vini Fantini) y Patryk Stosz (CCC-Sprandi-Polkowice).

Pese a que su renta pronto ha ascendido hasta los 2 minutos, los abanicos provocados poco después del km. 60 de carrera, han hecho que lo que quedaba de pelotón circulase a mil por hora, logrando cazarles poco después. Una vez se han unido la cabeza de carrera y ese primer grupo numeroso -de unos 30 ciclistas-, la lucha ha seguido, pues aún había otros grupos de las mismas medidas por detrás. Finalmente, la mayoría de ellos han llegado a contactar, formando un grupo de un numero razonable de corredores antes de entrar en el circuito final, de 15.7 km y al que darían 3 vueltas.

Los primeros en lograr desprenderse del pelotón tras todo este alboroto han sido Jonas Koch (CCC-Sprandi-Polkowice) y Timothy Stevens (Pauwels Sauzen-Vastgoedservice), a falta de unos 70 kilómetros para la meta. Sin mucha dilación y gracias a un movimiento de Iljo Keisse (QuickStep Cycling), se les han unido Lukas Postlberger (Bora-Hansgrohe), Alex Kirsch (WB-Veranclassic-AquaProtect) y Mads Wurtz Schmidt (Katusha-Alpecin). Con el equipo belga Wanty-Groupe Gobert realizando las labores de caza por detrás y con una renta que nunca ha superado el minuto, no han sido capaz de aguantar el tirón, siendo neutralizados a falta de 37 kilómetros.

En un movimiento más por aparecer en pantalla que otra cosa, Dries de Bondt (Verandas Willems-Crelan) ha conseguido unos metros de ventaja que le han servido para pasar en cabeza por meta a falta de dos vueltas. Sin embargo, pronto ha sido absorbido por el gran grupo, en el que han comenzado los intentos de sorpresa, paralizados en todo momento por un sorprendentemente fuerte Joker-Icopal. Esta guerra de guerrillas hacía que el pelotón fuera estiradísimo, si bien no se rompía de manera real antes de llagar a la única cota del circuito, Ruidenberg -0.5 km al 4%-.

El último paso por meta ha sido como si de un inicio de carrera se tratase, todo el grupo compacto esperando ya lo que inevitablemente se tendría que decidir al sprint. Con el equipo Wanty-Groupe Gobert y Quick Step Floors marcando el tempo del pelotón, finalmente ha sido Kristoffer Halvorsen (Joker-Icopal), actual campeón del mundo sub23, el que se ha impuesto sobre la línea de meta a Adam Blythe (Aqua Blue Sport) y Kenny Dehaes (Wanty-Groupe Gobert).

CLASIFICACIÓN 

  1. Kristoffer Halvorsen (TJI) 4h 15′ 38″
  2. Adam Blythe (ABS) m.t.
  3. Kenny Dehaes (WGG) m.t.
  4. Baptiste Planckaert (KAT) m.t.
  5. Andre Looij (RNL) m.t.
  6. Roy Jans (WVA) m.t.
  7. Timothy Dupont (VWC) m.t.
  8. Jelle Mannaerts (TIS) m.t.
  9. Davide Martinelli (QST) m.t.
  10. Alan Banazek (CCC) m.t.

Fotografía: Sport Wereld

Sprint Final. Eriz Fraile (@TxoriTorete1197)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.