La UCI acometerá reformas económicas en el ciclismo femenino

David Lappartient no cesa en su intentona de lavar la cara al ciclismo desde dentro. En esta ocasión, es la sección femenina la que se ve afectada. En un intento de buscar más equidad en salarios y tratar de establecer un sistema de equipos femeninos en divisiones, la UCI incluirá profundos cambios paulatinamente. A día de hoy, el ciclismo femenino cuenta con 42 equipos inscritos. A diferencia de las sección masculina, no se diferencian divisiones, ni los equipos tienen ningún tipo de restricción salarial.

La única diferenciación en el ciclismo femenino en lo que a equipos se refiere viene dada por el ránking al inicio de cada año. Los mejores 15 equipos son automáticamente invitados a todas las carreras del Women’s WorldTour de dicha temporada. Este será el primer punto a ser modificado por la UCI. Con el fin de implementar un sistema escalonado, similar al masculino, se creará una primera y una segunda división de equipos. Así, los equipos de primera división serán los que tengan un presupuesto y salario mínimo para sus corredoras.

No obstante, aún no se ha hablado de cifras. Sin números encima de la mesa apenas podemos hacer aproximaciones, pero parece ser que serán cifras menores que en el ciclismo masculino. Para tenerlo como referencia, en el ciclismo masculino los equipos de primera división tienen un salario mínimo de 38.115 euros y los de segunda de 3.,855 euros; cifras que son menores en el caso de los neo-profesionales.

Por ahora, el impacto y la generación monetaria de la sección femenina son mucho menores que la masculina, pero el crecimiento está siendo exponencial. Esto deja a las claras que la UCI ha de implementar sus restricciones de manera suave y su idea es incrementar las cifras poco a poco a lo largo de los próximos años. Por otra parte, la UCI también impondrá mínimos en los premios monetarios de las carreras del calendario femenino.

Además, aumentarán un 10% cada año entre 2019 y 2021. Este tema ha sido uno de los constantes temas a debate en estos últimos años, coincidiendo con el gran auge del ciclismo femenino. Las diferencias con la sección masculina son muy notables, en ocasiones, exageradamente grandes. Por todo ello y con un gran ánimo por darle la vuelta a la situación económica del ciclismo femenino, la UCI centra sus esfuerzos en reducir la gran brecha.

La mejora de las condiciones económicas de las ciclistas del pelotón es una de las prioridades de nuestra organización. Es un proyecto ambicioso que dará una mejor estructura al ciclismo femenino. Estos cambios ayudarán a alcanzar una equidad de género en nuestro deporte.


Fuente: Cyclingnews

Imagen destacada: BH bikes

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Comentários no Facebook