Giro d’Italia Etapa 14 – Chris Froome renace en el Monte Zoncolan

Tras muchas jornadas de montaña que han marcado las primeras diferencias en la carrera, hoy llegaba una jornada muy esperada por todos. Se trataba del final en el Monte Zoncolan, subida que no necesita presentación. Una jornada dura, más aún tras el desgaste de lo que va de ronda italiana, con otros cuatro puertos puntuables en el camino. Sin duda, uno de los días que podían definir mucho la carrera y, sobretodo, eliminar a alguno de los aspirantes al triunfo final.

El comienzo de carrera fue muy peleado. Varios intentos de fuga no fraguaban y el ritmo era muy alto. En la primera hora de carrera se completaron los primeros 40 kilómetros de la etapa. En ese momento, por fin se formaba la escapada del día. La integraron  M. Montaguti (AG2R-La Mondiale), F. Gavazzi (Androni), E. Barbin (Bardiani), L. Didier y M. Pedersen (Trek Segafredo), V. Conti (UAE Emirates) y J. Mosca (Willier Triestina).

Estos hombres lograban aumentar poco a poco su renta respecto a un pelotón que les permitía hacer camino. Con el paso de los kilómetros, Mitchelton-Scott tomó el mando en el pelotón y estabilizó la diferencia en unos 6 minutos. El paso de los kilómetros y la dureza de la etapa comenzó a hacer estragos en los hombres de cabeza. Pedersen (Trek-Segafredo) y Mosca (Willier Triestina) cedían a falta de unos 50 kilómetros a meta.

Sería 5 kilómetros después, en el duro Passo Duron (2ª Cat.) cuando comenzaba la verdadera guerra. La ventaja de la fuga comenzaba a descender rápidamente por la entrada de varios equipos al frente del pelotón. En primer lugar, sería el equipo Sky el que entraba a aumentar el ritmo en cabeza de pelotón. Kilómetros después, sería el Sunweb de Tom Dumoulin el que pasara a comandar el pelotón. Este fuerte empujón del equipo del defensor del título fue secundado por el conjunto Astana.

Esto forzaba que el pelotón quedase reducido a pocas unidades ya que muchos hombres cedían. Entre ellos, David de la Cruz (Team Sky) y Esteban Chaves (Mitchelton-Scott) cedían. Dos hombres que debían o bien luchar por la carrera o bien ser los hombres de confianza de su líder y no están teniendo sus mejores días en el Giro.

A pesar de la baja de Chaves, Mitchelton-Scott tomaba el relevo en cabeza y volvía a imponer su ritmo de persecución. Así, a falta de unos 30 kilómetros a meta, la diferencia entre los fugados y el grupo de favoritos era de unos tres minutos. Seguiría cayendo desde entonces acabando con cualquier oportunidad de victoria de etapa para los escapados con el temible Zoncolan en el horizonte.

Con este fuerte empuje, en el que volvía a colaborar el equipo Astana, la fuga comenzaba el puerto con menos de un minuto de renta. Calma antes de la tormenta. Con la fuga cerca, Igor Antón (Dimension Data), hacía aparición por primera vez en toda la carrera atacando casi a pie de puerto. Valiente el español tratando de repetir triunfo en este terrible final. Al mismo tiempo, Astana tomaba el mando en cabeza de pelotón.

A falta de algo más de 7 kilómetros, Rohan Dennis (BMC), hasta ahora séptimo de la general, cedía del pelotón tratando de buscar su ritmo. El contrarrelojista de BMC que tan bien se estaba mostrando, aguantando en la montaña hoy cedía muy pronto. Poco después, desaparecía del grupo cabecero George Bennet (Lotto NL-Jumbo) tras tener que cambiar de bici en los inicios de puerto. En esos momentos, apostaba fuerte Chris Froome (Team Sky) que mandaba tirar a su compañero Wout Poels (Team Sky), que aumentaba mucho el ritmo en el pelotón.

Estos fuertes empujones provocaron que tanto Conti (UAE Emirates) como Igor Antón (Dimension Data) fueran cazados. Por su parte, Tom Dumoulin (Team Sunweb) se dejaba caer a la parte trasera del grupo de favoritos. Micahel Woods (EF-Drapac) era el siguiente en probarlo tomando unos metros de ventaja a falta de 6,4 kilómetros para el final. El continuo empuje de Wout Poels (Team Sky), forzaba que Woods (EF-Drapac) volviese al pelotón y Fabio Aru (UAE Emirates) comenzara a sufrir en un grupo del que ya había cedido Peio Bilbao (Astana).

Wout Poels continuaba su exhibición con una subida muy fuerte y Richard Carapaz (Movistar Team) también empezaba a sufrir y cedía unos metros con el grupo de favoritos.

Tras el excepcional trabajo de su compañero de equipo, Chris Froome (Team Sky) que parecía haber resucitado hoy, atacaba a falta de 4 kilómetros. Su ataque soltaba a absolutamente todos los favoritos. Por detrás, se formaba un grupo de 5 perseguidores en dos grupos. El primero formado por:  Yates (Mitchelton-Scott),  López (Astana) y Pozzovivo (Bahrain-Merida) y otro por detrás con: Pinot (Groupama-FDJ) y Dumoulin (Team Sunweb),

Las diferencias eran mínimas, unos diez segundos entre los tres grupos. En el primero de los grupos perseguidores, Simon Yates (Mitchelton-Scott), atacaba en busca de su compatriota tratando de soltar al resto de favoritos. Yates, con Dumolin en mente, trataba de echar el resto y dejaba atrás a sus dos compañeros de grupo hasta entonces. En esos momentos, a falta de 2,9 kilómetros, las diferencias eran de diez segundos entre Froome y Yates y cerca de 30 segundos entre el líder del Giro y Tom Dumolin.

Poco después, Miguel Ángel López soltaba a Pozzovivo (Bahrain-Merida), que parecía sufrir en estos últimos kilómetros, y buscaba la rueda de Simon Yates. Pasaban los últimos kilómetros y las diferencias se mantenían estables.

A falta de un kilómetro, o bien Froome sufría o bien Yates echaba el resto o ambas pero el líder del Giro se acercaba mucho a su compatriota. Casi juntos entraban en el primero de los túneles. Agónico el final, interminable la subida, que batalla entre los dos británicos… Yates lo intentaba, Froome se retorcía encima de la bici, los metros no pasaban… uno de los mejores duelos de los últimos tiempos que finalmente se llevaba Chris Froome (Team Sky) que acababa muy fuerte. Renacido y reencontrado consigo mismo vencía el tetracampeón del Tour. A seis segundos entraba un increíble Simon Yates (Mitchelton-Scott) que seguía mostrándose como el más fuerte en la montaña. A 24 segundos entraban Pozzovivo (Bahrain-Merida), poco segundos después Miguel Ángel López (Astana) y a poco más de treinta segundos un sufridor Tom Dumolin (Team Sunweb) que salvaba los muebles. Pinot (Groupama-FDJ) cedía algunos segundos con el holandés en meta.

 


Clasificación etapa

  1. C. Froome (SKY)
  2. S. Yates (MTS) +6”
  3. D. Pozzovivo (TBM) +23”
  4. M.A. López (AST) +25”
  5. T. Dumolin (SUN) +37”
  6. T. Pinot (GFC) +42”
  7. W. Poels (SKY) +1′ 07”
  8. S. Reichenbach (GFC) +1′ 19”
  9. P. Bilbao (AST) +1′ 35”
  10. M. Woods (EFD) +1 43”

Clasificación general

  1. S. Yates (MTS)
  2. T. Dumolin (SUN) +1′ 24”
  3. D. Pozzovivo (TBM) +1′ 37”
  4. T. Pinot (GFC) +1′ 46”
  5. C. Froome (SKY) +3′ 10”
  6. M.A. López (AST) +3′ 42”
  7. R. Carapaz (MOV) +3′ 56”
  8. G. Bennet (TLJ) +4′ 04”
  9. P. Bilbao (AST) +4′ 29”
  10. P. Konrad (BOH) +4′ 43”

 


Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

 

 

Comentários no Facebook