Fabio Felline se pierde las Clásicas de las Ardenas

No cabe duda de que la temporada de Fabio Felline (Trek-Segafredo) hasta el momento estaba lejos del mejor nivel mostrado por el italiano durante su carrera. Sin grandes apariciones en las carreras de primer nivel, sus pocos días buenos los ha encontrado en pruebas menores como la Settimana Coppi e Bartali o el Tour of Oman, ambas parte de sus respectivos circuitos continentales. Tras diversas pruebas, se sabe uno de los motivos y este es que Felline sufre toxoplasmosis.

Se trata de una enfermedad parasitaria que pudo haber sido contraída por alimentos contaminados -la opción más coherente- o por contacto con heces de gato. Esta dolencia ya obligó a Fabio Felline a poner punto y final a su pasada temporada a mediados de septiembre, imposibilitando así su presencia en los Mundiales de Bergen 2017, cuyo recorrido le era favorable. Ahora, los eventos más importantes que se pierde el transalpino son las Clásicas de las Ardenas, uno de sus principales objetivos del año.

Estoy frustrado y enfadado de no poder estar presente en las Clásicas de las Ardenas. Desde que terminé el pasado Tour de Francia, no he vuelto a encontrar el nivel que tuve al principio de 2017 y parece que desde entonces he estado siempre luchando con el mismo parásito.

En principio, según lo que han explicado los propios protagonistas, el parón del calendario de Felline se alargará hasta finales del próximo mes de mayo, por lo que tampoco será elegible para la 101ª edición del Giro d’Italia, al que no acude desde 2015. Ante la falta de precisión en el tiempo de vuelta a su rendimiento habitual después de completar el tratamiento contra la toxoplasmosis, tampoco se conoce cual será su calendario una vez recuperado.


Fuente: Cyclingnews

Imagen destacada: Trek-Segafredo

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook