Entrevistamos a Cristian Mota: “He llegado a un equipo joven y donde me darán libertad”

El ciclismo español sigue sacando nuevos corredores desde sus categorías inferiores y Cristian Mota (Ponteareas, 1996) es uno de los últimos ejemplos. Tras haber demostrado su valía como escalador y vueltómano en la categoría élite-sub23 (con Rias Baixas y Aldro), el gallego da este año el salto a profesionales de la mano de Miranda-Mortagua. Tras de si, deja un pasado con grandes triunfos, con el único objetivo de seguir creciendo y logrando sus sueños como ciclista.


  • Tras haber competido como amateur en tu último año sub23, pasas a profesionales. ¿Que esperas de esta nueva temporada? ¿Que te han pedido desde el equipo?

Por un lado, espero seguir creciendo, como ciclista y como persona. En cuanto al nuevo equipo, estoy muy contento con ellos y me están tratando muy bien. Me han dicho que tendré cierta libertad y es lo mejor de nuestra relación. Así, seré yo quien me vaya marcando mis propios objetivos y pueda ir eligiendo, más o menos, mis carreras.

  • Tu temporada 2018 comenzó de manera regular en la Copa de España, con un podio y siendo un fijo en el Top20. ¿Correr con dos líderes (tú y Arozamena) puedo lastrar las opciones de ambos o fue positivo para vuestros objetivos?

Nosotros no salíamos a las carreras con ningún líder. La carrera ponía a cada cual en su sitio y el estado de forma de cada uno marcaba la diferencia. De hecho, no solo teníamos libertad nosotros dos, sino que cada uno de los corredores podía ser la punta de lanza si llegaba mejor que el resto a la parte decisiva de la prueba.

  • Has participado en pruebas UCI con tu equipo y con la selección sub23. ¿Existen diferencias en la forma de trabajar y afrontar estas pruebas?

El nivel de las pruebas UCI se nota muchísimo. Tuve la suerte de competir en la Course de la Paix (2.NCup) con la selección y es muy diferente poder correr contra algunos profesionales a hacerlo en el pelotón amateur español. La velocidad es mucho más alta y tienes que estar bastante bien para aguantar ese ritmo.

  • Tu mejor momento de la temporada llegó en la Volta a Castelló, con un triunfo en solitario y la victoria en la general. ¿Que salió bien en ese momento y no tuvo tanto éxito en otras pruebas por etapas?

El primer día se hizo una escapada de bastante nivel que llegó a meta. Aquel día, el director (Manolo Saíz) nos puso a tirar a Arozamena y a mí como ‘castigo’, aunque no fuimos capaces de contactar con ellos. Dejamos atrás la mentalidad de ir a por la general, aunque es verdad que el ritmo de la Course de la Paix me dio un puntito más en la etapa reina. Cuando llegué a meta, no me creía que había ganado la etapa y mucho menos que me había puesto líder, solo 4″ por delante de Kiko Galván.

  • Pese a ser uno de los sub23 españoles con mejores resultados y haber salido ya al extranjero en carreras de la categoría, no estuviste en el Tour de l’Avenir. ¿Te lamentas de no haber tenido la oportunidad de participar en tus años como sub23?
  • A partir de tu victoria en la Volta a Castelló, ¿veías más cerca poder dar el salto a profesionales?

Después de esta carrera, me lo comencé a plantear más en serio. Tenía más ganas e ilusión de dar el salto. Al final, la Volta a Castelló es una de las carreras más importantes del calendario español, así que fue una motivación extra para seguir mejorando y pasar a profesionales. Siendo sincero, hasta ese momento no se me había pasado por la cabeza realmente.

  • ¿En qué momento te llegan las primeras ofertas y cuando tomas la decisión final? ¿Coincidir con más corredores españoles ayudó al tomar la decisión y en la adaptación al equipo?

Me llegaron varias ofertas desde Portugal nada más terminar la temporada y esta fue la que más me atrajo. Aparte de tener cierta libertad, es un equipo joven y me encuentro más cómodo en este tipo de ambiente. Cuando firmé el contrato, todavía no sabía que iba a compartir equipo con Sergio Vega y Jesús Nanclares, pero hace ilusión tener dos compañeros de mi país. Además, con Nanclares ya había coincidido en Rias Baixas (2016) y con Vega ya había hablado antes.

  • Cuando tu ya tenías un contrato con Miranda-Mortagua, se dio a conocer que Aldro no saldría a las carreteras el próximo año. ¿Que recuerdos y enseñanzas te ha dejado trabajar con Manolo Saiz? ¿Has aprendido más en Aldro o en tu experiencia anterior con Rias Baixas?

Los dos años que he pasado en Aldro son la razón principal por la que ahora soy profesional. Todo lo aprendido de parte de Manolo (Saíz) y el resto de directores es algo que nunca voy a olvidar. Ha sido un equipo que siempre me ha tratado muy bien y donde están siempre atentos, aunque sea solo por que tengas una pequeña molestia. Además, el hecho de pasar fuera de casa todo el verano me ha ayudado a madurar más como persona. Por todo lo vivido, me da mucha pena que no siga el equipo.

  • Tu paso a profesionales se une a la larga lista de españoles que compiten o han competido en Portugal. ¿La mala fama que persigue al ciclismo portugués podría ser un impedimento para crecer como te gustaría?

No, en absoluto. La gente habla mucho, pero me estoy dando cuenta desde dentro que el ciclismo portugués está muy limpio. En cuanto llegas a profesionales, entras automáticamente en el ADAMS y empiezan a controlar tu pasaporte biológico. En nuestro caso, también tenemos a un médico en el equipo, que está pendiente de todas las analíticas que nos hacemos. Estás controlado en todo momento, así que no creo que el dopaje sea un problema en este caso.

  • Pese a esa mencionada mala fama, en Portugal existe un amplio calendario UCI y los equipos Continentales no dejan de lado la Taça de Portugal amateur. ¿Qué valoración haces de tener tantos días de competición en distintas categorías?

En mi caso, soy un corredor al que no se han dado muy bien las carreras de un día y que se defiende mejor en las vueltas por etapas. Cuantos más días de competición llevo en las piernas, mejor rindo, como ya demostré en el encadenado Course de la Paix-Volta a Castelló. Por ello, no tengo ningún temor a poder llegar cansado al final de temporada.

  • Para quién no te conozca, ¿Cómo definirías tu estilo de correr?

Ahora mismo, me defino como escalador. Me defiendo bien en casi todos los terrenos, aunque en el llano sí que flojeo un poco. Quiero mejorar en la crono, que es mi punto más débil, pero soy bastante completo.


CUESTIONARIO RÁPIDO by Sprint Final

  • ¿Mejor victoria hasta el momento? Volta a Castelló 2018
  • ¿Carrera que te gustaría ganar? En el futuro, Giro d’Italia. Este año, estar delante en alguna etapa de Volta a Portugal.
  • ¿Mejor momento sobre la bici? Elegir algo concreto es difícil. Diría que 2018 en su conjunto.
  • ¿Peor momento sobre la bici? Tercera etapa de Vuelta a Palencia 2015. Hacía un frío increíble, con muchos corredores abandonando.
  • ¿Mejor compañero para compartir habitación? Cualquier compañero de mi etapa junior en la Escuela Ciclista Redondela.
  • ¿Corredor con más futuro con el que has compartido equipo? Raúl González Correa (Cortizo en 2019)
  • ¿Corredor con más futuro contra el que has competido? Guillermo García Janeiro (Super Froiz en 2019)

Imagen destacada: Volta a Castelló

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile).

Related Post

Comentários no Facebook