El ciclismo femenino español a 120,3 km de hacer historia

Con la mediática La Course by Le Tour de France ya este martes, realmente habrá poco tiempo de analizar lo ocurrido en este Giro Rosa. Las favoritas serán las mismas pero la carrera será distinta. Hasta el día de hoy y con solo una etapa por disputarse de la Corsa Rosa, una de las cosas que más llama la atención es encontrar a 3 españolas entre las 10-12 mejores en Gerola AltaZoncolan (los dos finales en alto) y en la general. Cifras que solo son superadas por la ‘superpotencia’ de los Países Bajos.

Aunque ya podíamos preveer un buen papel tras el transcurso de la última etapa de la Emakumeen Bira, donde vimos a Eider Merino (Movistar) y Ane Santesteban (Alé Cipollini) cerca de las mejores escaladoras en Urkiola, y aún faltaba Mavi García (líder de Movistar), las mejores expectativas se han cumplido de sobra. No es lo mismo destacar en etapas aisladas que en todo un Giro Rosa, donde cualquier detalle te puede hacer perder minutos. De hecho, Mavi García llegó a la montaña con más de 2 minutos perdidos con el resto de favoritas que la pueden hacer perder el top-10 que buscaba (ya que ya fue 16ª en 2016 con mucha peor preparación).

Hasta la fecha, solo ha habido cuatro ciclistas españolas que han rondado los primeros puestos de la gran carrera italiana (y como mucho solo han coincidido 2 de ellas en un mismo año): Joane Somarriba, Maribel Moreno, Eneritz Iturriaga y Anna Sanchis. Salvo desgracia, en solo una edición casi se duplicará esa cantidad de ciclistas en los primeros puestos (top-12). Diez años después del último top-10, por parte de Anna Sanchís (7ª) -Maribel Moreno fue 15ª en ese año- va a haber 3 ciclistas entre las 12 mejores. Incluso no sería para nada descartable que la cantidad de ciclistas españolas en el top-12 del Giro Rosa 2018 sea superior a la de los hombres españoles en el top-12 del Tour de France de este año.

Aún queda la etapa final montañosa y algún puesto puede variar. San Leonardo (1ª categoría): 5 km al 8.1%-, a solo 10 km de la llegada, aparece como “fin de fiesta”. Desde la 6ª -Cecilie Utrup Ludwig (Cervelo-Bigla)- hasta la 12ª -Mavi García (Movistar)- apenas hay poco más de 3 minutos. Si bien es muy difícil que la balear llegue hasta el sexto puesto, si puede que haya algún cambio entre esas 7 corredoras, ya que no sólo será la subida sino la bajada que podría producir cortes.

Durante esta temporada de las españolas que más habilidosa se ha mostrado en las bajadas ha sido Ane Santesteban (10ª) por lo que es una clara candidata a adelantar puestos mañana. Eider Merino (8ª) con 1 minuto de margen, tanto para ganar o perder su puesto, igual tendrá que estar más a la defensiva: podría perder cuatro puestos para “solo” ganar dos. No podemos acabar sin mencionar a Lorena Llamas (Movistar) -puesto 24-, ciclista que admitió que no tuvo bicicleta hasta el 2012, con 26 años.

Aunque por sus capacidades podría optar a top-30 había dudas de su rendimiento debido a su rol de gregaria, pero también está cumpliendo sus expectativas rondando los 20 primeros puestos, a pesar de como hemos dicho tener que trabajar para sus compañeras. Ella es la “eterna gregaria”, primero de Anna Kiesenhofer, luego de Mavi García y este año de todo el elenco de escaladoras del Movistar (en la Emakumeen Bira trabajó para Jasinska en Urkiola).

Anteriormente ya ha mostrado poder tener galones si se la da libertad, como en la Emakumeen Bira 2017 que sorprendió a muchas favoritas al estar en sus grupos pero un pinchazo la privó de un mejor puesto (acabó 17ª) -Mavi García trabajó para ella en la última etapa en Jaizkibel-. Por último hay que mencionar a Cristina Martínez (Bizkaia Durango-Euskadi Murias) que podría conseguir un top-8 entre las jóvenes, reto que en principio no parecía fácil. Un  par de minutos por delante de ella llegó a la cima del Monte Zoncolan su compañera Enara López, capaz de colarse en el Top-50 de la etapa reina.

Imagen destacada: Movistar

Sprint Final, Ibai Lara (@ibai_lara@ibai_lara)

Comentários no Facebook