Dwars door Vlaanderen – Yves Lampaert revalida su victoria en Waregem

A pocos días para la disputa del Tour de Flandes, esta clásica belga sería el último ensayo para los principales candidatos a llevarse el segundo monumento del año. Con 180’5 kilómetros entre Roeselare y Waregem, los corredores se tendrían que enfrentar a 12 cotas y 5 tramos adoquinados.

La lluvia, el viento y el frío protagonizaban el inicio de la carrera pero no impedían que en los primeros compases de la carrera se produjeran los habituales ataques. Ningún ciclista conseguía abrir un hueco suficientemente grande para que el pelotón no volviera a darle caza. Quizá las condiciones meteorológicas no fueran las idóneas para que alguno de los ciclistas que tomarían parte el domingo en el Tour de Flandes se desgastaran. Con la mitad del recorrido cubierto, el pelotón seguía compacto con cuatro ciclistas que abandonaban la carrera.

Finalmente, Luke Rowe (Sky) se lanzaba hacia adelante en la cota de Knokteberg-Trieu buscando la aventura en solitario llegando a coger unos 55″ de ventaja en los primeros instantes y por detrás queriéndole dar caza, encontrábamos a Niccolo Bonifazio (Bahrain-Merida) y Alexandre Pichot (Direct Energie). Los dos ciclistas perseguidores volvían a ser neutralizados por el gran grupo mientras que el ciclista de Sky veía reducida su ventaja hasta los 33″ cuando restaban 73 kilómetros para el final de la carrera. Una vez fue neutralizado Luke Rowe (Sky), los que intentaron la escapada fueron Jelle Wallays (Lotto Soudal), Iljo Keisse (Quick Step Floors) y Tony Martin (Katusha-Alpecin).

El ciclista alemán aprovechando el primer tramo adoquinado del recorrido quería acelerar el ritmo y dejaba atrás a sus compañeros intentando en solitario la sorpresa, abriendo un pequeño hueco de 15″ a falta de 55 kilómetros para el final. El pelotón compuesto por unas 25 unidades, rápidamente se le echaba encima debido a un pequeño enganchón que Tony Martin (Katusha-Alpecin) tenía con el lateral del tramo adoquinado. El nuevo intento de escapada venía a cargo de Zdenek Stybar (Quick Step Floors) en el Taaienberg, pero el pequeño grupo principal le daba caza de nuevo.

A falta de 49 kilómetros, Luke Durbridge (Mitchelton-Scott) tensaba la situación y provocaba que el grupo principal se estirara a fila de uno sin poner orden a la parte delantera. El siguiente intento sin éxito lo protagonizaba John Degenkolb (Trek-Segafredo) y lo contestaba Alejandro Valverde (Movistar) aprovechando el paso del grupo por el Kruisberg, llevándose consigo a unos 12 ciclistas liderando la carrera. Este grupo lo dinamitaron Greg Van Avermaet (BMC) y Tiesj Benoot (Lotto Soudal). Los dos ciclistas belgas se marchaban en solitario abriendo un pequeño hueco de 10″ tras el paso por el Knokteberg y mantenían el pulso durante kilómetros hasta que el reducido grupo volvía a darles caza a falta de 25 kilómetros.

El grupo que lideraba la carrera estaba formado por 13 unidades. Tras el paso por un tramo adoquinado, salían en primera posición Sep Vanmarcke (EF-Drapac) e Yves Lampaert (Quick Step Floors), obligando a apretar el ritmo a los que venían por detrás. A los dos ciclistas se les unían Edvald Boasson Hagen (Dimensión Data), Mike Teunissen (Sunweb) y Mads Pedersen (Trek-Segafredo). Parecía que este grupo podría ser el que se jugase la victoria porque conseguía abrir una renta considerable de 27″ cuando quedaban 21 kilómetros para dar fin a la carrera.

La lluvia no había dado tregua en todo el día pero en estos instantes finales se intensificaba poniendo aún más exigente la batalla por las primeras posiciones. El quinteto que lideraba la carrera trabajaba de forma sincroniza e incluso aumentaba su ventaja a 45″ con 10 kilómetros para decidirse el triunfo. La última cota de Nokereberg no era lo suficientemente dura para que ninguno de los 5 corredores pudiera escapar en solitario. En el paso por el tramo adoquinado de Herlegemstraat, Sep Vanmarcke (EF-Drapac) aceleraba el ritmo siendo el primero en tomar la iniciativa pero no podía soltar a los otros cuatro integrantes del grupo y empezaba la vigilancia entre ellos.

Con 5 kilómetros para el final y 45″ de ventaja, la victoria estaba en sus manos. Los cinco ciclistas entraban en el último kilómetro totalmente pegados y ralentizaban el ritmo para ver quien enseñaba primero las cartas. Yves Lampaert (Quick Step Floors), que estaba en la parte delantera, atacaba y ninguno de los cuatro se atrevía a seguir su rueda. Esto provocaba que abriera un hueco lo suficientemente amplio para volver a ganar igual que ya hizo el pasado año. Le acompañaban en el podio Mike Teunissen (Sunweb) y Sep Vanmarcke (EF-Drapac).

CLASIFICACIÓN DWARS DOOR VLAANDEREN

  1. Yves Lampaert (QST) 4h 09′ 47″
  2. Mike Teunissen (SUN)
  3. Sep Vanmarcke (EFD)
  4. Edvald Boasson Hagen (DDD)
  5. Mads Pedersen (TFS)

Fotografía: Movistar Team

Sprint Final, Jaume Colomines (@jaumecolomines, @jaume_colomines)

 

Comentários no Facebook