Driedaagse Brugge-De Panne – Elia Viviani cumple con su papel de favorito

En este año de grandes cambios para la tradicional ‘Tres días De Panne’, llegaba, por fin, la carrera. Los ciclistas debían afrontar el recorrido de 202 kilómetros entre Brugge y De Panne. A lo largo del mismo, hasta 5 tramos de pavé y el mismo número de cotas. Todo ello lejos de meta en un recorrido no excesivamente duro, en el que la mayor tensión y dureza la pondría el viento. El favorito para la victoria era Elia Viviani (Quick Step), tras la baja de André Greipel (Lotto Soudal) tras su caída en Milán-San Remo.

La carrera comenzaba rápida y la fuga tardaba en formarse. Tras varios kilómetros de lucha, 6 corredores conseguían tomar ventaja respecto al pelotón, que poco después dejaría hacer a los escapados. Los protagonistas de dicha escapada serían, Connor Dunne (Aqua Blue Sport), David Boucher e Ylber Safer (Tarletto Isorex), Sean Bennet (Hagens Berman Axeon), Tanner Putt (UnitedHealthcare Pro Cycling) y Brian van Goethem (Roompot-Nederlandse Loterij).

Los fugados llegaron a disfrutar de 5′ 30” de ventaja, momento en el que Quick Step detuvo la hemorragia de tiempo y controló a los escapados. La carrera continuó sin más historia por muchos kilómetros, superándose las dificultades del recorrido sin mayor problema para el pelotón.

A falta de 60 kilómetros a meta la carrera se reactivó. El culpable, el viento. Como se preveía el viento lateral apareció y un alto ritmo impuesto, en una primera ocasión por Bora y en segunda instancia por Quick-Step y Lotto Soudal rompieron el pelotón en varios grupos.

Esto fue acercando a los distintos grupos a la fuga, que a falta de 19 kilómetros ya solo contaban con 34” de ventaja. El número de corredores en los grupos variaba con los kilómetros. A estas alturas de etapa, el primer grupo perseguidor, comandado por Lotto-Soudal y Quick-Step, estaba formado por unas 50 unidades.

El fuerte empuje de los grupos perseguidores continuaba en los últimos kilómetros. De nuevo, en la zona abierta con viento lateral Bora, Lotto-Soudal y Quick-Step volvían a liarla. Ritmo fuerte, metiendo cuneta y cortes servidos. Unos 20 corredores, con mucha presencia de los tres equipos mencionados, tomaban ventaja frente al resto. La fuga vivía sus últimos metros de existencia con menos de 5 segundos de ventaja, siendo cazados a 4,5 kilómetros para el final.

Bora, muy bien organizado, contaba con 5 corredores a falta de 2 kilómetros forzando nuevos cortes en el pelotón, mientras preparaban el sprint final para su hombre rápido. Este movimiento y empuje, dejaron desorganizado a Quick-Step que, rápidamente, se reorganizaba en la parte central del grupo.

En el sprint final, de unos 20 corredores, Viviani (Quick-Step) realizaba un sprint muy potente que le permitía remontar y vencer en los útlimos kilómetros, cumpliendo con su papel de gran favorito. Pascal Ackermann conseguía ser segundo en un buen sprint gracias a la buena colocación que le brindó su equipo y que a punto estuvo de lograr la victoria.


Clasificación final

  1. E. Viviani (QST) 4h 41′ 08″
  2. P. Ackermann (BOH) m.t.
  3. J. Philipsen (QST) m.t.
  4. B. Planckaert (HBA) m.t.
  5. J. Debuscherre (LTS) m.t.
  6. A. Capiot (WVA) m.t.
  7. R. Jans (CIB) m.t.
  8. H. Hofstetter (COF) m.t.
  9. A. Blythe (ABS) m.t.
  10. E.  Grosu (NIP) m.t.

Imagen destacada: Team CCC

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Comentários no Facebook