Diferencias en el Giro Rosa antes de la montaña

Al igual que en el Tour de France, en el Giro Rosa también se están produciendo caídas que han hecho que las favoritas lleguen a la montaña con mas diferencias de las previstas, más allá de las lógicas de la crono por equipos inicial. Sin entrar en los motivos de esas caídas, que en unos días analizaremos cuando acaben las etapas llanas del Tour, parece que no ha servido para mucho la reducción de corredores. En este Giro Rosa, diseñado con duros finales, las diferencias pueden ser irrelevantes, pero ya hemos visto como muchas veces algunos puestos se deciden por segundos, segundos que se han podido perder en estas cuatro etapas (tres llanas y la contrarreloj por equipos inicial).

Las caídas masivas con mayores consecuencias se produjeron en la  y 4ª etapa. En la tercera, una de las mayores afectadas fue Ane Santesteban (Alé-Cipollini), que perdió 1′ debido una montonera a solo 4 km de la llegada. Sabrina Stultiens (WaowDeals) y Tyler Wiles (Trek-Drops) también se vieron envueltas en ella y llegaron en ese grupo trasero 2″ por delante de la gipuzkoana. La líder del Bizkaia Durango-Euskadi Murias, Alice Maria Arzuffi, también llegó en dicho grupo.

Otras ciclistas no pudieron cerrar el hueco, aunque perdieron algo menos de tiempo; entre ellas Clara Koppenburg (Cervélo-Bigla) y Mavi García y Małgorzata Jasinska (Movistar), que perdieron 25″. Pero sin duda alguna, la caída más relevante fue la de la 4ª etapa. Una caída masiva a 9 km de la llegada, que incluso produjo la retirada de Rachel Neylan (Movistar) rompió por completo el pelotón. Las Movistar fueron unas las mayores afectadas. De hecho, Aude Biannic y Mavi García realizaron una persecución a dúo remontando corredoras para llegar a 1’29” de la ganadora.

Małgorzata Jasinska sufrió peor suerte y llegó en un grupo a 3’34” junto a las peor paradas: Alena Amialiusik y Elena Cecchini  (Canyon-SRAM). En esta etapa, Lucy Kennedy (Mitchelton-Scott), que podría haber sido una de las sorpresas en estas etapas montañosas, también abandonó con una fractura de clavícula. En resumidas cuentas, estas son las diferencias de algunas de las favoritas de cara a las etapas montañosas, por supuesto incluyendo la contrarreloj por equipos inicial:

  • Ruth Winder (SUN) +10″
  • Amanda Spratt (MTS) y Annemiek Van Vleuten (MTS)  +11″
  • Ashleigh Moolman (CBT) y Cecilie Uttrup Ludwig (CBT)  +32″
  • Katarzyna Niewiadoma (CSR) +43″
  • Elisa Longo Borghini (WHT) +49″
  • Clara Koppenburg (CBT)  +1′ 11″
  • Megan Guarnier (DLT) +1′ 18″
  • Sabrina Stultiens (WAD) +1′ 57″
  • Tyler Wiles (DRP) +2′ 29″
  • Eider Merino (MOV) y Lorena Llanas (MOV) +2′ 35″
  • Ane Santesteban (ALE) +2′ 40″
  • Olena Pavlukhina (BTC) y Shara Gillow (FDJ) +3′ 06″
  • Mavi García (MOV) +3′ 11″
  • Alice Maria Arzuffi (BDM) +3′ 34″
  • Polona Batagelj (BTC) +3′ 50″
  • Elena Cechinni (CSR) y Alena Amialiusik (CSR) +4′ 10″
  • Małgorzata Jasinska (MOV) +5′ 15″

Imagen destacada: PMGSport (Resumen Giro Rosa etapa 4)

Sprint Final, Ibai Lara (@ibai_lara@ibai_lara)

Comentários no Facebook