Declaraciones Bergen 2017 Ruta Masculina – Alexander Kristoff, Michael Matthews y Julian Alaphilippe

Terminado el Mundial 2017 ya tenemos balance. En la carrera en ruta masculina, Peter Sagan (Eslovaquia) repitió triunfo por tercera vez consecutiva (sus declaraciones aquí). Le acompañaronn en el podio Alexander Kristoff (Noruega) y Michael Matthews (Australia). Una carrera en la que se sembró el desconcierto con la pérdida de señal televisiva de los medios noruegos que no pudieron retransmitir dos kilómetros entre el -3 y -1 km a meta. Hasta ese momento, Julian Alaphilippe (Francia) rodaba en solitario en cabeza con una ligera ventaja. El resto ya lo saben.

Alexander Kristoff (Noruega) corría en casa. Día importante para él. Llegaba muy bien de forma, con varios triunfos en esta última parte de la temporada incluido el oro en el Campeonato Europeo en ruta. El recorrido se adaptaba muy bien a sus cualidades y no quería desaprovechar la ocasión de proclamarse campeón del mundo en su país. La victoria se le escapó por centímetros en un trepidante final y el ciclista se ha mostrado contrariado a la vez que agradecido con su equipo:

Teníamos dos líderes hoy, Edvald Boasson Hagen y yo.El resto del equipo trabajó muy bien para dejarnos en una buena posición. Ambos tuvimos la oportunidad de ganar. Por desgracia, no fui lo suficientemente rápido. Estuve muy cerca, así que tengo que estar contento con el resultado pero estoy. Por supuesto, decepcionado por no haber logrado la victoria.

Como no podía ser de otra manera, el corredor no ha querido dejar pasar la ocasión de agradecer la pasión y el apoyo de su afición a lo largo de todos los mundiales, pues los aficionados han llenado las cunetas de Bergen desde el primer día:

Han estado increíbles. Una locura ver la cantidad de personas que se encontraban en todo el recorrido. Era una atmósfera espectacular, pura pasión por el ciclismo.

Michael Matthews (Australia) llegaba tras una buena temporada. Su rendimiento estaba en el aire y no se sabía con certeza el estado de forma y el australiano siempre se ha mostrad inferior en el sprint frente a hombres como Sagan o Kristoff. Su oportunidad de ganar pasaba por entrar en un grupo sin sprinters puros y allí imponerse con su velocidad punta.

Esto es lo que acabó con las posibilidades del corredor. En la última subida atacó y siguió numerosos ataques que le desgastaron de cara al sprint final en el que no pudo ni acercarse a sus dos rivales directos. Consigue un bronce que le sabe a poco al ganador del jersey verde del Tour este año, que se ha mostrado muy autocrítico:

Gasté muchas fuerzas en la subida final tratando de seguir escapadas que no iban a ninguna parte. El grupo aún era muy grande y Sagan estaba allí tranquilo, guardando fuerzas. Yo he debido hacer lo mismo y habría podido luchar por el oro. Ya no hay nada que hacer. Es realmente frustrante.

Sin embargo, el australiano no va a rendirse y ya piensa en como derrotar al todopoderoso eslovaco el año que viene, aunque no parece muy probable que ambos puedan meterse en la pelea por el arcobaleno que se entregará en Innsbruck.

Sagan prepara su forma cada año para llegar bien a este evento. Hoy, sinceramente, no le he visto en todo el día y aún así ha logrado ganar. Nosotros hemos corrido una gran carrera sin centrarnos en nada ni nadie, pero no ha sido suficiente. Ahora toca analizar lo ocurrido y sacar ese punto más que me lleve a la victoria. Ahora, a disfrutar de las vacaciones y luego, a pensar en el Mundial 2018.

El corredor más valiente hoy fue Julian Alaphilippe (Francia). El francés lanzó un ataque en la última subida a Salmon Hill que solo Gianni Moscon (Italia) pudo seguir. Logró incluso soltar al italiano e irse en solitario a por la victoria. A falta de 4 kilómetros el francés tenía unos 15″ de ventaja con el pelotón. Se le veía fuerte y parecía que podía ganar. En ese momento, la señal de televisión se perdió y la siguiente toma fue la del pelotón entrando al último kilómetro. Finalmente, fue 10º, poco premio para el esfuerzo que realizó el francés en los últimos kilómetros.

No recuerdo exactamente dónde y cuándo me ha cazado el grupo. Di todo lo que tenía hasta la línea de meta. He terminado agotado. Era complicado vencer al pelotón porque había corredores en ese grupo que todavía tenían muchos compañeros de equipo con ellos. Eso es lo que quería evitar. No soy el corredor más rápido en el sprint, así que traté de irme. Lo he intentado todo para el equipo. No me arrepiento, pero estoy decepcionado. Las piernas estaban, pero es así. Traté de correr para ser el más fuerte hoy y no lo he logrado.

Imagen destacada: Simon Wilkinson/SWPix

Sprint Final. Adrián Pacheco (@adripache19)

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.