¿Es demasiado exigente la Volta a Portugal para equipos World Tour?

La última pedalada de Raúl Alarcón (W52-FCPorto) en la contrarreloj de Fafe este pasado domingo para asegurar la defensa de su título bajó el telón sobre la famosa Volta a Portugal. Pese a ser la carrera por etapas por excelencia de Portugal y una de las más antiguas del calendario UCI con sus destacables 80 ediciones, la asistencia de equipos y corredores ajenos a la Península Ibérica sigue siendo sorprendentemente baja.

Han pasado siete años desde la última presencia de un equipo World Tour  y en esta última edición solamente dos equipos de nivel Pro-Continental no ibéricos asistieron a la Volta, Vérandas Willems-Crelan e Israel Cycling Academy. Uno de sus integrantes, Nathan Earle (Israel Cycling Academy), quien militaba en el Team Sky, nos afirmó que es la carrera más exigente que ha hecho en su carrera y que seguramente sea un factor importante por el cual los equipos de categorías superiores no se anoten a la ronda lusa.

Esta carrera es muy dura y combinado con el calor es todavía más exigente. Los primeros días fueron más de 200 kilómetros con temperaturas en exceso de los 40ºC. Es la vuelta por etapas más dura que he hecho en mi carrera. Hay menos control en las etapas, cuando piensas que una escapada es buena resulta que el pelotón la persigue y viceversa. En las carreras World Tour la jornada empieza con ataques para meterse en la fuga, el pelotón se relaja y en la fase final de la etapa es cuando se va a tope. Disfruto de la impredecibilidad de esta carrera pero desearía que el pelotón se lo tomase con más calma de vez en cuando. ¡No creo que podría hacerlo más de una vez al año!

Aunque coincide con Earle en el hecho de que la dificultad y las duras condiciones disuaden a los grandes equipos, el ciclista italiano, Rinaldo Nocentini (Sporting-Tavira), asegura que la apretada agenda en agosto es lo que impide principalmente su asistencia.

El calendario está muy apretado en esta época del año con el Tour, Polonia, Burgos, Benelux… Y esta carrera es demasiado dura como para servir de preparación para la Vuelta a España. Hay muchos equipos portugueses y este es su gran objetivo del año. La intensidad es altísima, todos los días es a tope.


Imagen Destacada: CMJornal

Sprint Final. David Fletcher

Comentários no Facebook