Declaraciones post-Flèche Wallonne Féminine: van der Breggen, Deignan y Moolman Pasio

Con la disputa de la Flèche Wallonne femenina, la segunda edición del UCI Women’s WorldTour ya ha celebrado 7 pruebas y por primera vez en su historia, las féminas han podido disfrutar del Tríptico de las Ardenas. Curiosamente las dos primeras carreras han terminado con las mismas tres ciclistas ocupando los tres cajones del podio -a excepción del tercer puesto compartido de la Amstel Gold Race-.

En primera posición, una vez más, estaba la neerlandesa Anna van der Breggen (Boels-Dolmans). Habiendo logrado su tercera victoria consecutiva en el Mur de Huy, volvía a alzar los brazos en solitario tras un portentoso ataque antes de comenzar la ascensión final que le valió para librarse de sus dos acompañantes. Así declaraba haber visto la prueba desde dentro una vez celebrada la victoria.

Fue una carrera extraña. El comienzo fue calmado y un poco agitado, pero no ocurrió nada. Sabíamos que todo eso iba a explotar y había que estar atentas. Al final, tener a dos corredoras en un corte de tres es la situación perfecta. Estoy cansada, pero muy contenta y tengo que dar las gracias a Lizzie.

Precisamente su compañera Lizzie Deignan (Boels-Dolmans), a la que hacía mención en su discurso, fue un pilar fundamental en su victoria. Logrando escaparse primero con Kasia Niewiadoma (WM3 Energie) trabajo a la perfección como secante cuando ambas fueron sobrepasadas por una Anna van der Breggen (Boels-Dolmans) que se encuentra en un estado de forma increíble. Esto decía la británica:

En la sección llana entre la Côte de Cherave y el Mur de Huy, lance un ataque. Tanto Anna (van der Breggen) como Kasia (Niewiadoma) respondieron. Sin embargo, al ver la cara de Kasia pensé que ya habíamos ganado la carrera.

Pese a que pudiera parecer por el resultado de la prueba que Boels-Dolmans había sido el gran controlador de la prueba, muchas cosas hubieran cambiado si Cervèlo-Bigla no hubiera buscado romper la carrera desde lejos. Con varios movimientos con distintas corredoras, el equipo germano-suizo estuvo cerca de la machada e hizo que el pelotón se rompiera muy lejos. Así lo contaba una de las implicadas, Ashleigh Moolman Pasio (Cervèlo-Bigla):

Hoy el equipo entero ha hecho un gran trabajo y es una gran mejora respecto a la Amstel Gold Race. Todas han hecho su labor a la perfección, aunque yo he tenido mala suerte con una caída al principio. Una vez me cazaron tras pasar sola el Mur de Huy, vi a Marie (Villmann) atacar. Estoy realmente orgullosa del nivel que demostró.

Fuente: Webs oficiales de Boels-Dolmans y Cervèlo-Bigla

Imagen destacada: Web oficial Boels-Dolmans

Sprint Final. Eriz Fraile (@TxoriTorete1197)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.